Moscú. El embajador de Rusia en Estados Unidos informó que Washington pidió a 24 diplomáticos rusos que abandonaran el país antes del 3 de septiembre después de que expiraran sus visas.

Anatoly Antonov no dijo si la solicitud de Estados Unidos fue motivada por alguna disputa en particular, y no hubo comentarios inmediatos de Washington.

"Casi todos se irán sin reemplazos porque Washington ha endurecido abruptamente los procedimientos de emisión de visas", declaró Antonov en una entrevista con la revista National Interest publicada el domingo.

Las tensiones entre ambos países habían disminuido un poco después de que Biden se reunió con Putin el pasado 16 de junio, lo que incluso llevó el retorno de parte del dinero de algunos inversores extranjeros hacia bonos del gobierno ruso.

"Esperamos que prevalezca el sentido común y podamos normalizar la vida de los diplomáticos rusos y estadounidenses en Estados Unidos y Rusia sobre el principio de reciprocidad", expresó Antonov.

Asimismo, el diplomático indicó que espera que continúe el diálogo recientemente iniciado entre Washington y Moscú sobre cuestiones de seguridad cibernética.

"Como opción, podemos debatir sobre amenazas cibernéticas a los sistemas de control de armas, etc", puntualizó.

Pero la versión de Estados Unidos no es la misma. El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, describió las declaraciones del embajador como "inexactas", diciendo que los rusos sabían que sus visas expirarían después de tres años y que podían solicitar extensiones.

Queja

Por otra parte, Price reiteró una queja de Washington de que Moscú lo había obligado a despedir a casi 200 empleados en sus misiones diplomáticas en Rusia a partir del domingo debido a una nueva prohibición de contratar personal ruso o de terceros países.

"A partir de agosto, el gobierno ruso prohíbe a Estados Unidos retener o contratar personal ruso o de terceros países, excepto nuestra fuerza de guardia", dijo Antony Blinken en un comunicado.

"Estas desafortunadas medidas impactarán severamente en la misión de Estados Unidos en Rusia, incluyendo potencialmente la seguridad de nuestro personal, así como nuestra capacidad para participar en la diplomacia con el gobierno ruso", agregó.

"Diré que nos reservamos el derecho de tomar las medidas de respuesta apropiadas a las acciones de Rusia", dijo Price, aunque negó que esto se vincule con la validez de tres años de las visas.

En abril, Washington expulsó a 10 diplomáticos de Moscú, amplió las restricciones a los bancos rusos y colocó en su lista negra a 32 ciudadanos de ese país por la interferencia del Kremlin en las elecciones y un ciberataque masivo.

En represalias, Moscú expulsó a 10 diplomáticos estadounidenses y conforme a una disposición del Kremlin prohibió a la misión del país norteamericano contratar a ciudadanos no estadounidenses a partir del 1 de agosto.