Ciudad de México. Rodrigo Granda, exguerrillero de las Farc quien participó en la planeación del secuestro y asesinato de Celia Cubas, hija del expresidente paraguayo Julián Cubas, sabía que contra su persona existe una circular roja de la Interpol emitida por Paraguay.

En un video difundido por el hebdomadario colombiano Semana, Granda aparece en las oficinas de la Dirección de Investigación Criminal de la Interpol en Bogotá, conocida como Dijin, el pasado 13 de octubre, recibiendo una notificación sobre su situación.

“Se le informa que los delitos que relaciona la Notificación Roja de @INTERPOL_HQ son: secuestro, asociación criminal y homicidio doloso. Señalándole que la información de esta Notificación depende exclusivamente de la OCN INTERPOL Paraguay y la Secretaria General de INTERPOL (...) @DIJINPolicía e @INTERPOL_HQ aclaran al señor Rodrigo Granda que la OCN INTERPOL Colombia NO está facultada para modificar, aclarar o anular la información publicada por otro país. Información que de manera personal se le entrega el 13/10/21 al requirente en su visita a la DIJIN”, indicaron desde la Dijin a través de Twitter.

El gobierno de México sorteó la ficha roja de la Interpol permitiendo al criminal Rodrigo Granda abordar un avión de regreso a Bogotá la madrugada del miércoles.

En las imágenes del video difundido por Semana se aprecia al ‘canciller de las Farc’ llegar a la Dijin en compañía de un grupo de personas y cruzar palabras con un hombre, quien segundos antes le entregó un documento y le dio unas indicaciones. No obstante, a pesar de la advertencia de las autoridades colombianas, el exjefe guerrillero decidió emprender su viaje a México.

geopolitica@eleconomista.mx