Pese a que el número de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos se ha estabilizado en los últimos años después de décadas de rápido crecimiento, el presidente de ese país, Donald Trump, considera a los migrantes como invasores que roban trabajos a los estadounidenses.

Durante los innumerables mítines de campaña electoral, el magnate señaló específicamente a los migrantes que llegan procedentes de México, según él, en su mayoría mexicanos, como los principales responsables de no sólo la falta de empleo para los locales, sino buena parte de algunos delitos en específico.

Sin embargo, los países de origen de los inmigrantes no autorizados han cambiado, con el número de los que entran procedentes de México disminuyendo cada año desde el 2009 y el número de otros lugares en aumento, según las últimas estimaciones del Centro de Investigación Pew.

NOTICIA: Estados Unidos declara guerra cultural

Seguido de las acusaciones del entonces contendiente por la presidencia, llegaba una promesa de capturar y deportar a los inmigrantes indocumentados a lo largo y ancho de todo el territorio estadounidense. Ese ofrecimiento, no sólo escandalizó a muchas gobiernos a nivel mundial sino que organizaciones de todo tipo se pronunciaron en contra de los dichos del magnate de bienes raíces.

La mayoría de los 11 millones de migrantes que residen en Estados Unido, son de origen mexicano. Según Pew, el 52% de los migrantes indocumentados son de origen mexicano aunque los números totales han disminuido en los últimos años. En el 2014 se estimaba que del total de la fuerza laboral de Estados Unidos, unos 8 millones, eran inmigrantes no autorizados. Esta cifra equivale al 5% de la fuerza laboral total.

En nueve de los 15 sectores productivos de la economía de Estados Unidos, más de 20% de los trabajadores son mexicanos y 10% de la economía de Estados Unidos depende de los migrantes mexicanos, según un estudio de la plataforma de empleo Apli que se basó en datos del gobierno estadounidense.

Apli, la primera plataforma online que consigue personal calificado para turnos eventuales a partir de un día, examinó la distribución por sector y la productividad de trabajadores mexicanos en Estados Unidos. Según el U.S. Bureau of Labor Statistics. 15, 342,000 mexicanos trabajan en Estados Unidos, de los cuales, un 24% trabaja de forma indocumentada.

Apli calculó en su estudio que el impacto se sentiría en sectores como el del ocio, la hospitalidad, el transporte, la minería, los hidrocarburos, el comercio y servicios profesionales, donde más del 10% de los trabajadores son mexicanos. Adicionalmente, la participación de los mexicanos oscila alrededor del 7% en los sectores de salud, financiero, administración pública, información, servicios públicos y educación.

Uno de los sectores más importantes de la economía de Estados Unidos, la construcción, sería uno de los más más afectados. Según Apli, el 18% de los 1, 780,000 trabajadores de la construcción son de origen mexicano y esta industria tiene un índice de desempleo de 4.5%, el menor en 10 años. Los datos de Apli sugieren que sin mexicanos, incluso habría escasez de trabajadores para construir el muro fronterizo que Donald Trump prometió con tanta vehemencia durante la campaña.

NOTICIA: México no cree ni pagará por muro

En Estados Unidos, la alimentación depende de los mexicanos 364,000 mexicanos trabajan en la agricultura y pesca estadounidense. Segúnel estudio de Apli, un 20% de los trabajadores dedicados al campo son mexicanos, así como el 22% de los dedicados a la matanza y procesado de animales. De acuerdo con investigadores del Colegio de la Frontera Norte (Colef), al menos 100,000 mexicanos agrícolas con visa para trabajar en Estados Unidos están en la incertidumbre debido a las amenazas de Trump.

Apli concluyó en su estudio que el impacto de expulsar a todos los trabajadores mexicanos golpearía al 10% de su Producto Interno Bruto (PIB), o más de 1,500 millones de dólares anuales. Según los cálculos de Apli, la economía del vecino del norte retrocedería a niveles de 2008, cuando el país estaba golpeado por la crisis financiera. Las mayores pérdidas se darían en los sectores financieros y de comercio, que representan un 32.5% de la economía de EU, seguidos por fabricación y servicios.

Trump amenazó con deportar a unos 3 millones de indocumentados y ha instado a que se acelren las deportaciones, algo que podría ser catastrófico para la industria en Estados Unidos. Se estima que en California viven unos 2.3 millones de inmigrantes que están en el país sin permiso de residencia, ese estado tiene una de las economías más grandes del planeta. La reportera de El Economista, Gabriela Martínez, reportó que según el investigador del Colef en Tijuana, Rodolfo Cruz, el 70% de la fuerza laboral de la industria agrícola en California está conformado por migrantes que cuentan con visas de trabajo del tipo H2A utilizadas para trabajadores de los campos agrícolas.

NOTICIA: San Francisco demanda a Trump por decreto vs. ciudades santuario

Según Pew, el 66% de los inmigrantes que vivían en Estados Unidos en el 2014, han residido en ese país por más de una década y disminuyó a 14% la cantidad de indocumentados que han vivido en el país por menos de cinco años, ya que en el 2005 la estadística era de 31% y el promedio del tiempo de estancia en Estados Unidos era de 13.6 años. Sólo el 7% de los mexicanos han vivido en ese país menos de cinco años.

Puedes consultar más información del estudio en esta liga.

rarl