Roma.- La compañía de navegación Costa Crociere propietaria del crucero "Costa Concordia", que naufragó el viernes en Italia, se presentará como víctima en un juicio, "porque además de la tragedia y el drama humano, la empresa sufrió un daño inmenso", afirmó uno de sus abogados.

En declaraciones a la prensa, el abogado Marco De Luca, condenó el comportamiento del comandante del crucero, Francesco Schettino, acusado de haber desviado sin autorización la nave de su ruta causando el naufragio, que provocó la muerte de once personas y una veintena de desaparecidos.

apr