Ciudad de Guatemala. Miles de indígenas mayas bloquearon el día de ayer 30 de noviembre, al menos seis importantes tramos de carreteras en el oeste de Guatemala, en la más reciente manifestación para exigir la renuncia del presidente Alejandro Giammattei.

“El presidente en su forma de expresar es muy prepotente y en el Congreso se guían más por sus bancadas y sus necesidades, (pero) no por las de nuestro país”, dijo Santiago Cux, uno de los líderes de las protestas.

El Congreso, dominado por las fuerzas oficialistas, debió anular un controvertido presupuesto del país para el 2021, el más alto de la historia, en medio de protestas de que beneficiaba a sectores empresariales en detrimento de financiamiento para la salud y contra la pobreza.

Las manifestaciones han continuado, con pedidos a que el presidente renuncie, al ser criticado también por una mala gestión de la pandemia del Covid-19.

Cux aseguró que la convocatoria fue apoyada por las 83 comunidades del departamento de Sololá para “hacerle saber al gobierno central y a los diputados que las acciones que han tomado últimamente con el presupuesto 2021 dejan mucho que desear”.

Sololá, oeste, es un departamento con más de medio millón de habitantes donde cohabitan tres pueblos mayas y que alberga el paradisíaco Lago de Atitlán.

“Que todos se levanten y que nadie se quede atrás, por un Estado con democracia comunitaria, representativa y plurinacional”, había dicho antes en un comunicado de la municipalidad indígena de Sololá.

El vocero de la estatal Unidad Ejecutora de Conservación Vial, Juan Carlos Aquino, informó a periodistas que cuatro tramos de la carretera Interamericana están cerrados por los indígenas, con piedras o vehículos pesados.

La propia Premio Nobel de la Paz guatemalteca Rigoberta Menchú criticó hace unos días que el gobierno no incluyera a los indígenas en el diálogo convocado para resolver la crisis que afronta el país.

Las manifestaciones para pedir la renuncia del presidente Giammattei se iniciaron el sábado 21 de noviembre.