El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció este martes un amplio conjunto de medidas e iniciativas para responder a demandas sociales, que se han expresado en fuertes protestas que han dejado 15 muertos y cuantiosas pérdidas.

En una declaración, el mandatario pidió perdón a sus compatriotas y anunció ajustes en el salario mínimo, alzas en pensiones y una mejora en la atención de salud.

"Esta agenda social no va a solucionar todos los problemas que aquejan a las familias chilenas, pero es un esfuerzo grande y significativo para mejorar la calidad de vida", dijo el gobernante conservador en un mensaje por televisión.

kg