El parlamento europeo evalúa en cinco millones de euros el perjuicio por los sueldos que cobraron los asistentes parlamentarios del partido de extrema derecha francés Frente Nacional entre 2012 y 2017, presuntamente de forma fraudulenta, indicaron fuentes cercanas a la investigación.

La estimación (4 millones 978,122 euros al 21 de abril) es la cifra actualizada tras el descubrimiento de "nuevos elementos" en los últimos meses y podría aumentar, escribió el abogado de la eurocámara a los jueces encargados del caso, indicó una de las fuentes.

Contactado por la AFP, el letrado Patrick Maisonneuve, confirmó esta información.

La última cifra del parlamento, en septiembre del 2015, estimaba el perjuicio en 1.9 millones de euros.

En total, 17 eurodiputados del partido de extrema derecha francés están siendo investigados, incluyendo a Marine Le Pen, que se calificó el domingo para la segunda vuelta de las presidenciales francesas, dijo a la AFP una fuente.

"Constato que estas violaciones del secreto de instrucción siguen una agenda perfecta", señaló el abogado de Marine Le Pen, Rodolphe Bosselut.

Le Pen considera que esta investigación es una "operación política" para "interferir en la elección presidencial".

La justicia investiga si Le Pen y otros diputados europeos del FN pagaron con fondos europeos a asistentes parlamentarios que en realidad trabajaban para el partido en Francia.

La candidata presidencial se niega a responder a cualquier citación judicial durante la campaña electoral, estimando que este periodo no "permite ni la neutralidad ni la serenidad necesarias para el funcionamiento correcto de la justicia".

Protegida por su inmunidad de eurodiputada, no puede ser obligada a presentarse ante la policía ni ser sometida a ninguna medida coercitiva.

La asamblea comenzó a retenerle una parte de su salario para devolver las sumas. Le Pen se enfrentará el próximo 7 de mayo en la segunda vuelta de las presidenciales al centrista Emmanuel Macron.

erp