Berlín.- Angela Merkel, canciller de Alemania, advirtió que la pandemia de Covid-19 amenaza con retroceder los avances en materia de igualdad de género, pues las mujeres asumen la mayor parte del cuidado de los niños durante el confinamiento y son mayoritarias en el personal sanitario.

"Tenemos que asegurarnos de que la pandemia no nos lleve a volver a caer en los viejos patrones de género que creíamos haber superado", dijo Merkel, en un mensaje de video antes del Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo.

Las mujeres se han visto afectadas de forma desproporcionada por la crisis sanitaria, explicó.

"Una vez más son las mujeres las que tienen que encontrar el equilibrio entre la educación en casa, el cuidado de los niños y sus propios trabajos", añadió la dirigente.

Las mujeres también superan en número a los hombres en las profesiones relacionadas con el cuidado de personas, en un momento en el que esos trabajos son "especialmente difíciles".

"Más del 75% de quienes trabajan en el sector sanitario son mujeres, desde las consultas médicas y los hospitales, hasta los laboratorios y las farmacias", prosiguió Merkel y, sin embargo, las mujeres apenas representan 30% de los puestos directivos en esas áreas.

"No puede ser que las mujeres sean en gran medida portadoras de nuestra sociedad y que al mismo tiempo no participen por igual en las decisiones políticas, económicas y sociales importantes", precisó.

Merkel celebró la reciente legislación que obliga a las empresas alemanas que cotizan en bolsa a incluir más mujeres en sus consejos de administración.

También dijo que hay que hacer más para apoyar a las mujeres, incluyendo la ampliación de las guarderías y la igualdad salarial. "Las mujeres deben ganar lo mismo que los hombres", afirmó.

Alemania tiene una de las mayores diferencias salariales entre hombres y mujeres de la Unión Europea, ya que en 2019 las mujeres ganaban en promedio 19% menos que los hombres, en parte porque muchas alemanas trabajan a tiempo parcial.

La brecha se reduce al 6% cuando se comparan hombres y mujeres en los mismos puestos de trabajo.