El Producto Interno Bruto (PIB) de Italia registró un crecimiento de nulo (0%) en el segundo trimestre del año, frente a 0.1% del trimestre anterior, indicó este miércoles el instituto de estadística italiano (Istat).

En el 2018, el PIB italiano cayó 0.1% tanto en el tercero como en el cuarto trimestre lo que provocó la llamada recesión técnica, el único país de la zona euro en registrarla.

 

En el primer semestre del 2019 el crecimiento también fue de 0%, indicó Istat.

La Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevén para este año en Italia un crecimiento económico de solo 0.1%, frente a 0.2% de las previsiones del gobierno.

La economía italiana se vio afectada por la ralentización económica en Europa, las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos así como por la menor inversión de las empresas italianas.