Washington. El candidato demócrata presidencial Joe Biden confirmó este martes que eligió a Kamala Harris como compañera de fórmula, con lo que esta senadora negra se posiciona para ser, en caso de una victoria, la primera mujer en llegar a la vicepresidencia en Estados Unidos.

Con el malestar social ante la injusticia racial y la brutalidad de la policía contra los afroamericanos sacudiendo el país durante meses, Biden había estado bajo una presión cada vez mayor para seleccionar a una mujer afroamericana como su compañera de fórmula. También es la primera estadounidense de origen asiático en una importante candidatura presidencial.

“Tengo el gran honor de anunciar que elegí a @KamalaHarris, una combatiente intrépida a favor de los más débiles y una de las mejores servidoras que tiene este país”, anunció Biden, de 77 años, desde su cuenta de Twitter terminando con semanas de expectación.

Kamala Harris dijo entirse “honrada” de ser la compañera de fórmula del demócrata Joe Biden, capaz según ella de “unificar” al país si derrota a Donald Trump en noviembre próximo.

“Joe Biden puede unificar al pueblo estadounidense porque ha pasado su vida luchando por nosotros. Y como presidente, construirá un Estados Unidos que esté a la altura de nuestros ideales. Me siento honrada de ser la candidata a vicepresidente de nuestro partido y hacer lo que sea necesario para convertirlo en nuestro comandante en jefe”, tuiteó Harris.

Harris, de madre india y padre jamaicano, fue la primera mujer negra en ejercer el cargo de fiscal general de California.

Reacciones

“Una y otra vez, cuando los progresistas la instaron a abrazar reformas en la justicia penal cuando era fiscal de distrito y luego como fiscal general del estado, la señora Harris se opuso a ellas o guardó silencio”, escribió en un artículo de opinión en The New York Times Lara Bazelon, profesora de Derecho y exdirectora del Proyecto para los Inocentes de Los Ángeles, de la escuela de derecho Loyola.

En 2004 se opuso a la reducción de penas mínimas, que dijo que quería reformar cuando hizo campaña en las primarias. Luego, en 2010, simplemente se echó a reír ante una pregunta sobre la legalización del cannabis para uso recreativo, que finalmente se aprobó en 2018.

Pero a esta parte polémica de su historial, se le suma también su lucha por cambios.

Su programa más exitoso, llamado “Back on Track” (De vuelta al carril), impulsaba que condenados primerizos por delitos no violentos relacionados con drogas recibieran en prisión un diploma de secundaria, con el objetivo de facilitar su transición de regreso a la comunidad y evitar la reincidencia.

El expresidente Barack Obama dijo que el candidato demócrata “dio en el clavo con esta decisión”, en una extensa declaración en Twitter. Harris “ha pasado su carrera defendiendo nuestra Constitución y luchando por las personas que necesitan un trato justo”.

Hillary Clinton, excandidata presidencial se dijo “emocionada de dar la bienvenida a Kamala Harris a una histórica candidatura demócrata”.