El Comité de Derechos Humanos de la ONU ha admitido a trámite la demanda del expresidente Carles Puigdemont contra la “vulneración” de sus derechos políticos en España.

La decisión de la ONU se suma al dictamen de la semana pasada sobre el excandidato a la investidura Jordi Sànchez, si bien entonces, además de admitir a trámite la demanda, dictaminó unas medidas cautelares y advirtió a España de que debía garantizar los derechos políticos del también expresidente de la ANC.

El escrito de la ONU indica que la demanda se ha tramitado y enviado a las autoridades españolas para que en un plazo de seis meses facilite toda la información al respecto.

Puigdemont presentó su recurso ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU el pasado 1 de marzo y la aceptación del mismo ha llegado antes de un mes, si bien el plazo de resolución no se prevé tan temprano, teniendo en cuenta que se ha dado seis meses a España para aportar observaciones e información.

El expresidente considera que España ha violado parte de la “Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Carta de los Derechos Civiles y Políticos”.

cierran calles en barcelona

Los autodenominados Comités en Defensa de la República, creados por el 1-O y vinculados a la Candidatura de Unidad Popular, intensificaron su pulso en la vía pública por tercer día consecutivo. A los cortes realizados en principales avenidas de Barcelona, se sumó una manifestación en la estación de Sants de Barcelona, la más importante de la red ferroviaria de la capital catalana.

Su objetivo es parar el servicio ferroviario, en protesta por la imputación de cinco manifestantes que, el pasado 8 de noviembre, hicieron lo mismo durante una jornada de huelga general convocada por el bloque secesionista.

La crisis no amaina.