Tokio. Norcoreanos desconocidos exigen un pago para liberar a 29 pescadores chinos cuyos barcos fueron capturados la semana pasada, informaron los medios de comunicación chinos ayer, en una disputa pública poco común entre estos vecinos y aliados.

Según el diario Beijing News, norcoreanos armados secuestraron tres barcos chinos que navegaban en el Mar Amarillo, entre Corea del Norte y China, el 8 de mayo. Originalmente, se pidió un rescate de 190,000 dólares, pero más tarde se redujo la cantidad a 142,000 dólares, según informó el diario.

Los barcos pesqueros fueron capturados en aguas territoriales chinas, de acuerdo con la Televisión Central China.

Corea del Norte no hizo ningún comentario oficial sobre el incidente, y no hubo indicios inmediatos de que los presuntos piratas operaran bajo órdenes del gobierno de Pyongyang. Sin embargo, el incidente amenazaba con tensar los lazos entre la aislada Norcorea y su principal aliado y amigo en el continente.