En el marco de la XII Reunión del Mecanismo de Consultas Políticas entre México y Polonia, los subsecretarios de Relaciones Exteriores, Julián Ventura, y de Polonia, Maciej Lang, revisaron el estado de la relación bilateral.

La cancillería mexicana detalló que ambas delegaciones reiteraron su compromiso de ampliar el diálogo político y profundizar la cooperación, particularmente en los ámbitos educativo, cultural y científico.

El embajador Ventura destacó que Polonia es un socio importante para México.

“Polonia es un socio de gran relevancia en la Unión Europea. Ayer sostuve reuniones de trabajo en la SRE con mi homólogo Maciej Lang, con quien revisé prioridades bilaterales de cooperación económica, educativa y cultural, así como frente a los grandes retos globales”, escribió en su cuenta de Twitter.

Mientras que la embajada de Polonia en nuestro país destacó que ambos países se acercan cada vez más.

En la reunión celebrada el 10 de diciembre también se acordó trabajar de manera coordinada y con los sectores privados para aprovechar las oportunidades existentes en la relación económica, impulsando en particular la inclusión de pequeñas y medianas empresas en las cadenas globales de valor, se detalló en un comunicado.

Ventura y Lang intercambiaron impresiones sobre temas regionales, identificando prioridades compartidas en el ámbito multilateral.

Por último, reafirmaron el compromiso de ambos gobiernos con el proceso de modernización del nuevo acuerdo entre México y la Unión Europea el cual permitirá fortalecer las relaciones comerciales y de inversión, políticas y de cooperación.

México y Polonia cumplieron 91 años de relación bilateral, mientras que el Mecanismo de Consultas Políticas con Polonia se estableció en 1998 y la reunión previa se llevó a cabo en junio del 2018, en Varsovia.

En el 2018 el comercio entre México y Polonia superó los 1,300 millones de dólares. Y de 1999 al 2019 la inversión acumulada de Polonia en México alcanzó los 20.7 millones de dólares con el impulso de alrededor de 50 empresas.

Los vínculos entre ambos países se han caracterizado por la solidaridad mutua y tienen sólidas bases históricas. En 1943 México recibió a cerca de 2,000 refugiados polacos, conocidos como los “Niños de Santa Rosa” que huían de los horrores de la Segunda Guerra Mundial.