Casi todos los que han visto televisión durante los últimos 50 años conocen el tic-tac distintivo del cronómetro de 60 Minutes. Desde 1968, el programa de televisión estadounidense ha realizado buen periodismo de investigación, con historias de dentro y fuera del país. Si fueras un estafador o un político corrupto, lo último que querrías escuchar es que 60 Minutes está en tu vestíbulo.

El libro Fifty Years of 60 Minutes: The Inside Story of Television's Most Influential News Broadcast (Cincuenta años de 60 Minutes), del productor ejecutivo Jeff Fager, narra la historia de este extraordinario programa década tras década, con un generoso acompañamiento fotográfico. Fager hace hincapié en cómo se relata la información en el programa con el mismo atractivo con el que lo hace Hollywood con la ficción.

Las historias del libro casi siempre se basan en entrevistas exclusivas de la serie. Una de ellas es la del presentador Mike Wallace —famoso por su estilo inquisitorial— a Donald Trump en 1985 sobre informes de que contrató a una firma “especializada en la reubicación de inquilinos” tras comprar un edificio en una zona exclusiva frente al Central Park. “Y cuando te llaman arrogante y cruel, esos inquilinos  (que lo demandaron por tratar de echarlos), ¿eso te cala?”. “No”, respondió Trump, “porque, ya sabes, creo que tengo razón; y cuando estoy en lo correcto, nada me molesta”. El libro contiene otros ejemplos significativos incluidos extractos de entrevistas con Hillary y Bill Clinton.

Es difícil exagerar cuánto han evolucionado los medios y nuestra cultura desde que 60 Minutos salió al aire mucho antes de las noticias por cable, Internet y las redes sociales, pero para cualquiera que tenga interés en los medios y el periodismo, este libro es esencial.