París. Julio del 2019 fue el mes más caluroso en el mundo desde que se miden las temperaturas, justo por encima del registrado en el mismo mes en el 2016, según datos del servicio europeo Copernicus sobre el cambio climático.

“Julio es generalmente el mes más caliente del año en el mundo, pero según nuestros datos (el de este año) fue el más caluroso desde que se hacen las mediciones”, declaró en un comunicado el jefe del servicio, Jean-Noël Thépaut.

“Con la continuación de las emisiones de gas de efecto invernadero y el impacto en el aumento mundial de las temperaturas, se seguirá batiendo récords”, puntualizó Thépaut.

Según datos de Copernicus, el mes de julio del 2019 fue 0.04 grados más caluroso comparado con el mes de julio del 2016, año del récord precedente, marcado por la influencia del fenómeno climático de El Niño.

La temperatura del mes de julio del 2019 fue 0.56 grados más elevada que el promedio del periodo 1981-2000, indicó Copernicus.

Representa casi 1.2 grados por encima del nivel preindustrial, base de referencia de los expertos de la ONU sobre el clima.

La diferencia entre julio del 2019 y julio del 2016 es tan leve que otros organismos que colectan y analizan los datos de forma diferente podrían llegar a otra conclusión, advirtió el organismo europeo.

Por su parte, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos todavía no ha publicado sus conclusiones sobre el mes de julio de este año.

El mes de julio estuvo principalmente marcado por una canícula corta, pero muy intensa en Europa, donde varios países como Alemania, Bélgica, Holanda y Francia batieron sus récords de calor.

Además, las temperaturas estuvieron por encima de las normales en Alaska, Groenlandia y partes de Siberia, así como en Asia central y en algunas regiones de la Antártida.