Jordania analiza la aceptación del intercambio que pide el Estado Islámico (EI), de un rehén japonés por una militante de ese grupo, si incluye a un piloto de su aviación militar capturado por el grupo islámico.

Los participantes en ese posible intercambio son Sajida al-Rishawi, convicta de terrorismo por la justicia jordana, el periodista japonés Kenji Goto y el piloto militar jordano Muath al Kasaesbeh.

Los legisladores jordanos Bassam Al-Manaseer, presidente del comité de Asuntos Arabes Internacionales y Ali Bana Ata, presidente de la liga parlamentaria de amistad jordano-japonesa coincidieron en la existencia de esa opción en entrevistas con la agencia Kyodo.

En Tokio, el presiente del gabinete de gobierno japonés, Yoshihide Suga, declinó comentar esas versiones que dijo desconoce, además de que se trata de una situación en desarrollo.

De acuerdo a los legisladores del país árabe, el gobierno de Jordania ha estado en comunicación con Daish, como se prefiere denominar al Estado Islámico en ese país, a través de terceros canales cuya identidad no se reveló.

El grupo islámico que busca la creación de un califato en Siria e Irak, rechazaría la entrega de dos rehenes por solo una militante, por lo que podría demandar la entrega de otro de sus miembros, por ejemplo el iraquí Ziad Al Karboli, o un rescate adicional, sugirió la prensa jordana.

La negociación en curso se da a una semana de que el Estado Islámico , o Daish, difundió un video donde afirmaba que tenía en su poder a dos ciudadanos japoneses y demandaba 200 millones de dólares de rescate.

El sábado 24 una imagen en internet mostró a Goto con una fotografía donde se aparecía muerto Haruna Yukawa, el otro rehén japonés, y cambió la demanda de rescate por la entrega de Sajida al-Rishawi.

erp