¿Para qué crear una moneda virtual? Pues para reducir la dependencia del dinero en efectivo y evitar al mismo tiempo dar información a los competidores sobre los hábitos de compra de los ciudadanos.

Son los dos objetivos prioritarios que se plantean los bancos japoneses en un proyecto que su nueva moneda virtual, J Coin, con la que pretenden conseguir mucha mayor cobertura de los pagos electrónicos desde su propia plataforma.

La nueva moneda será convertible a yenes y se usará en un sistema gratuito para la realización de pagos y transferencias a través de teléfonos móviles, según explicó a la aegncia Efe una portavoz de Mizuho.

Esta nueva plataforma de pagos electrónicos nipón servirá, además, para competir con los de grandes compañías como Apple o la china Alibaba, que empezaan a popularizarse en el mercado japonés.

El objetivo principal de la J Coin es frenar la dependencia del dinero en efectivo en Japón, país donde el 70% de las transacciones se realizan de esta forma, el porcentaje más elevado entre los países desarrollados, donde la media se ha reducido hasta cerca del 30 por ciento.

Los pagos con J Coin no cobrarán comisión ni en pagos ni en las transferencias nacionales, mientras que el coste del envío de dinero a otro país será inferior al de tranferencias bancarias.

Según el periódico Nikkei, los bancos y empresas que usen la moneda electrónica recibirán a cambio información de los patrones de compra de los usuarios, datos valiosos para la elaboración de sus futuras estrategias.

erp