Roma. El gobierno de Italia decretó que a partir de hoy será obligatorio el pasaporte sanitario contra el Covid-19 para los profesores y los pasajeros del transporte público, incluidos los vuelos nacionales, los transbordadores y los trenes de larga distancia.

El llamado Green Pass, una extensión del certificado digital Covid-19 de la Unión Europea (UE), se exigirá a partir de este viernes para entrar en cines, museos y recintos deportivos cubiertos, o para comer en restaurantes cerrados.

El certificado sanitario acredita que los portadores han sido vacunados con al menos una dosis, se han recuperado del Covid-19 en los últimos seis meses o han dado negativo a un test en las últimas 48 horas.

Según el nuevo decreto ley, el personal escolar y universitario necesitará el pase, al igual que los estudiantes universitarios.

El personal que no lo tenga durante cinco días seguidos será suspendido y se le congelará el sueldo, según informaron los medios italianos.

El ministro de Educación, Patrizio Bianchi, dijo en una rueda de prensa que más del 86% del personal escolar había sido vacunado, y que la cifra podría acercarse al 90%.

El ministro de Sanidad, Roberto Speranza, hizo por su parte un llamamiento a las familias para que vacunen a los niños mayores de 12 años, y dijo que los adolescentes podrán acceder a los test rápidos de detección de covid-19 a precio reducido.

El Green Pass también será obligatorio en vuelos nacionales, trenes y algunos servicios de ferry a partir del 1 de septiembre.

Italia fue el primer país de Europa que obligó a los médicos y al personal sanitario del sector público y privado a vacunarse.

Refuerzos de vacuna

Francia enfrenta actualmente una cuarta ola de coronavirus, debido principalmente a esta variante identificada por primera vez en India.

Con el objetivo de incitar a la población a vacunarse, las autoridades impusieron desde el 21 de julio un certificado sanitario para poder ingresar a cualquier lugar de ocio o deportivo donde se concentren más de 50 personas.

Este certificado que acredita la vacunación completa o un resultado negativo en una prueba realizada en las 48 horas anteriores, entrará en vigor este mes en restaurantes y cafés.

Además de Francia, Alemania e Israel seguirán adelante con sus planes de inyectar refuerzos de la vacuna contra el Covid-19, a pesar de la petición de la Organización Mundial de la Salud de que esperen a que más gente en el mundo sea inmunizada.

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que Francia estaba trabajando en el despliegue de terceras dosis para las personas mayores y vulnerables a partir de septiembre.

rrg