Teherán. Irán anunció ayer haber recuperado los datos de un avión espía estadounidense que cayó en Irán el año pasado, incluida la información de que el avión fue utilizado para espiar a Osama bin Laden semanas antes de ser asesinado. Irán también expuso que estaba construyendo una copia del avión no tripulado.

Teherán, que también ha sido conocido por exagerar su poderío militar y tecnológico, afirma que derribó el RQ-170 Sentinel, un avión no tripulado secreto y equipado con tecnología stealth, y ha hecho alarde de dicha captura como una victoria para Irán y una derrota para EU.

Estados Unidos afirma que el avión no tripulado sufrió un mal funcionamiento y restó importancia a cualquier sugerencia de que Irán podría extraer información importante de la aeronave.

El avión no tripulado cayó en diciembre en el este de Irán y fue recuperado por este país casi intacto. Después de que en un principio las autoridades expusieran que un avión no tripulado se había perdido cerca de la frontera con Afganistán e Irán, los funcionarios estadounidenses finalmente confirmaron que el avión estaba vigilando las instalaciones militares y nucleares de Irán.

Washington nuevamente ha pedido que sea regresado, una solicitud que Irán rechazó.

El jefe de la División Aeroespacial de la Guardia Revolucionaria, el general Amir Ali Hajizadeh, expuso a la televisión estatal que el avión capturado es un activo nacional iraní y que no podía revelar todos los detalles técnicos.