Las investigaciones del Supremo Tribunal Federal (STF) involucran a 18 ministros de los gobiernos de Luiz Inácio Lula da Silva (que ocupó la presidencia de Brasil en el periodo 2003-2010) y del de Dilma Rousseff (2011-2016), de acuerdo con información del periódico O Estado de S. Paulo.

De acuerdo con el reportaje, los ex ministros cuatro del período de Lula, diez del de Dilma y cuatro comunes a ambos gobiernos , son sospechosos de participar en esquemas que habrían movido al menos 1.25 mil millones de reales ilegalmente, por medio de irregularidades en el uso del dinero público y propinas pagadas por empresas privadas durante el ejercicio del cargo.

En la investigación, fueron considerados un exministro ya condenado, dos reos y 15 investigados, incluyendo procesos en la Corte y aquellos remitidos a otras instancias por el STF, tras una investigación que incluye los nombres de 167 exministros en las dos gestiones.

Según el periódico, el número puede aumentar conforme avancen las pesquisas de la Operación Lava-Jato, revelando más involucrados.

En gobierno de Michel Temer, indica el reportaje, nombró seis ministros que son investigados por el STF, bajo sospecha de implicación en crímenes electorales, falsedad ideológica, conexiones con el hampa y con el esquema de corrupción en Petrobras descubierto por la Operación Lava-Jato. Tres de ellos ya dejaron los cargos.