Internacionales

Lectura 1:00 min

Inicia la "Pamplonada"

Avatar de El Economista

Por El Economista

Los españoles hicieron a un lado la crisis económica que afecta al país para celebrar el inicio de los Sanfermines, que durante 8 días invadirán las calles de la ciudad.

Pamplona.- España hizo a un lado sus problemas económicos el martes, cuando miles de residentes y visitantes se reunieron en la plaza principal de Pamplona para arrojarse vino entre sí y festejar el inicio de los Sanfermines con juegos pirotécnicos.

Los nueve días de fiesta comenzaron con el tradicional grito de ``!Viva San Fermín!'' desde el balcón del Ayuntamiento, seguido por los fuegos artificiales del llamado chupinazo, una explosión que indica al mar de asistentes _muchos vestidos con el tradicional atuendo blanco con pañoleta roja_ el inicio del festejo.

(0600 GMT), cuando cientos de personas correrán delante de seis astados por los callejones de la ciudad hacia la plaza de toros.

Aunque la cantidad de turistas en Pamplona es menor este año y los comerciantes

eso no le importó a David Marcilla, luego de que una mujer le arrojara un balde de agua desde su terraza de un tercer piso.

``Hay crisis en España, pero no está hoy en Pamplona y todo mundo está de fiesta'', dijo Marcilla, de 16 años, con la camisa ya manchada por el vino.

El inicio de la fiesta fue empañada cuando separatistas vascos alzaron una bandera para demandar que terroristas convictos sean trasladados a prisiones más cercanas a sus familias.

El hecho, ocasionó que la policía se moviera hacia la multitud con porras en mano. También surgieron roces entre simpatizantes de grupo separatista vasco ETA y españoles opositores al movimiento independentista vasco.

Algunos de los asistentes arrojaron botellas de cerveza y champaña a los policías, pero algunos oficiales golpearon a personas en la multitud, de acuerdo con testigos y fotografías tomadas por fotógrafos de prensa.

Los policías del lugar se rehusaron a hacer declaraciones y el vocero de la Policía de Pamplona Antonio Iberni dijo que no estaba al tanto de ningún disturbio.

Los festejos se reanudaron rápidamente luego del altercado y la gente comenzó a cantar y a bailar.

KLM

Temas relacionados

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.