Bogotá.- La política franco-colombiana Ingrid Betancourt busca una compensación del Estado de unos 6.6 millones de dólares por perjuicios económicos y daño moral a causa de los más de seis años que estuvo secuestrada por la guerrilla, informó el viernes una fuente del Ministerio de Defensa.

Betancourt fue rescatada hace dos años junto con otros 14 secuestrados, incluidos tres estadounidenses, en una espectacular operación del Ejército, que se infiltró entre las Fuerzas Revolucionarias de Colombia (FARC), en lo que se considera la peor derrota política y militar del grupo rebelde.

Un funcionario del Ministerio de Defensa, que pidió el anonimato, dijo a Reuters que Betancourt busca la compensación mediante una conciliación extrajudicial, sin dar más detalles.

Betancourt fue secuestrada en el 2002 mientras hacía campaña para la presidencia del país en una zona selvática controlada por las FARC, a pesar de que en ese momento el Ejército la previno y le recomendó que no lo hiciera.

A partir de ese momento, la política se convirtió en la rehén de mayor valor en poder de la guerrilla junto con los estadounidenses Thomas Howes, Keith Stansell y Marc Gonsalves.

Tras su rescate, Betancourt trasladó su residencia a Europa, en donde escribe un libro sobre su secuestro.

La semana pasada, Betancourt participó junto con los demás rescatados en la celebración del segundo aniversario de la operación Jaque, en un homenaje en Bogotá que ofreció la embajada de Estados Unidos, al que también asistieron los comandantes de las Fuerzas Armadas que planearon su rescate.