Tegucigalpa. La supuesta estafa en la compra por casi 47 millones de dólares en Turquía de siete hospitales móviles para atender pacientes con Covid-19, que no han sido entregados, sacude este martes a Honduras, donde los servicios sanitarios están desbordados por la pandemia.

Según los informes del ejecutivo, la empresa gubernamental Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) pagó 46.9 millones de dólares por tres hospitales de 91 camas y cuatro de 51 para atender a los enfermos.

La transacción la hizo el director de Invest-H, Marco Bográn, a través de un intermediario, Axel López, con sede en Orlando (Florida), en Estados Unidos.

El cónsul honorario de Turquía en Honduras, Adolfo Facussé, informó en un video en redes sociales que la policía federal estadounidense investiga la “estafa” para ayudar al gobierno hondureño a ver si recupera el dinero.

Una empresa de Ankara, SDI Global LLC, explicó a través de un comunicado  que López le había solicitado desde Orlando una propuesta sobre los hospitales, en nombre de una compañía, Elmed Medical Systems y Hospitales Móviles.

Sin embargo, lo único que hizo López con el documento de la empresa turca fue usar su logotipo para crear “una propuesta falsa” para poder hacer la transacción.

La Fiscalía Anticorrupción de Honduras anunció en un Twitter que ha dado instrucciones para tomar declaración a Bográn “por suponerlo responsable de fraude”.