Una bomba casera fue encontrada este lunes en el metro de San Petersburgo, después de que la red fuera cerrada tras una explosión que dejó 10 muertos y decenas de heridos, informó el Comité Nacional Antiterrorista citado por agencias rusas.

NOTICIA: Estado Islámico reivindica el atentado de Londres

" En la estación de Ploshad Vosstaniya una bomba artesanal fue detectada a tiempo y neutralizada", indicó el organismo.

El presidente ruso, Vladimir Putin, quien se encontraba en San Petersburgo para una reunión con el líder bielorruso, Alexander Lukashenko, dijo que la causa de los estallidos no estaba clara y que las autoridades ya estaban investigando. Añadió que se consideraban todas las posibilidades, incluyendo un acto terrorista.

INFOGRAFÍA: Principales atentados islamistas en Europa y Turquía

Las autoridades rusas anunciaron hoy mismom la apertura de una investigación por "acto terrorista" tras la explosión registrada en un vagón del metro de San Petersburgo. "Se abrió una investigación por 'acto terrorista'", indicó el Comité de investigación ruso en un comunicado, precisando que los investigadores examinarán "todas las otras pistas posibles".

Más temprano la ministra de Salud rusa, Veronika Skvortsova, dijo que 10 personas perdieron la vida y 47 estaban heridas tras la explosión en San Petersburgo, de acuerdo a información difundida por la agencia Interfax.

Ambulancias y cuerpos de bomberos descendieron a la estación de metro de Sennaya Ploshchad, construida con concreto y vidrio. Un helicóptero sobrevolaba el sector, mientras una multitud se congregaba para observar operaciones de rescate.

NOTICIA: Autor de atentado de Londres un británico investigado por el Mi5

El ataque en San Petersburgo, la antigua capital imperial de Rusia, tendría cierto simbolismo para cualquier grupo rebelde, especialmente para Estado Islámico o para separatistas chechenos. En el pasado, los atentados se han concentrado en su mayoría en Moscú, entre ellos un aeropuerto, un teatro y una estación de metro en el 2010.

erp