El Grupo de Lima hizo un último llamado al gobierno de Maduro para suspender el proceso electoral por considerarlo ilegítimo y carente de credibilidad.

Luego de una reunión de trabajo en la que se analizó la situación de Venezuela, entre los ministros de Relaciones Exteriores y de Finanzas del Grupo de Lima en la Ciudad de México, el secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, informó que se analizaron los posibles escenarios y las acciones colectivas e individuales que podrían llevarse a cabo después del 20 de mayo en el ámbito diplomático, económico, financiero y humanitario.

“La elecciones generales han sido convocadas por una autoridad ilegítima, sin la participación de todos los actores políticos venezolanos, sin observación internacional independiente y sin las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente y democrático”, afirmó el Grupo de Lima en un comunicado en conjunto.

Videgaray agregó que el impacto migratorio involuntario de miles de venezolanos y la coordinación sanitaria forman parte de las acciones inmediatas de la región.

“Seguiremos trabajando con el único objetivo de que sean los propios venezolanos quienes de manera democrática y legítima definan su futuro de forma libre y soberana”, dijo Videgaray.

El ministro de Relaciones Exteriores de Perú, Néstor Popolizio, precisó que el Grupo de Lima no respalda la falta de condiciones ni garantías democráticas de las próximas elecciones.

“No solamente tenemos un régimen autoritario sino la perfilación de una dictadura en Venezuela (...), la presión internacional ayudará a que el pueblo venezolano salga de esta crisis”, manifestó.

Asimismo, la ministra canadiense de Relaciones Exteriores indicó que Canadá contribuirá con alrededor de 5.3 millones de dólares en asistencia humanitaria.