Washington. La Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó el día de ayer 20 de octubre, una segunda resolución exigiendo a Nicaragua la "liberación inmediata" de todos los opositores al gobierno de Daniel Ortega detenidos, entre ellos siete aspirantes a las elecciones presidenciales de noviembre.

El texto, adoptado durante una sesión virtual del Consejo Permanente de la OEA, fue rechazado enérgicamente por Nicaragua, ausente en la votación. Fue aprobado con el apoyo de 26 de los 34 miembros activos del bloque regional y siete abstenciones, entre ellas las de las delegaciones de Argentina, Bolivia y México.

Tras su resolución sobre Nicaragua adoptada el 15 de junio, el órgano ejecutivo de la OEA decidió "reiterar su llamado para la liberación inmediata de los candidatos presidenciales y de los presos políticos".

"Los intentos del Consejo Permanente de comprometer al gobierno de Nicaragua a la celebración de elecciones libres y justas han sido ignorados", señala el texto, expresando su "grave preocupación".

Además, subraya "con alarma" el "deterioro de la situación de los derechos políticos y derechos humanos" en el país centroamericano, así como el "empeño" del gobierno de Ortega de "minar" el proceso electoral.

"Las medidas adoptadas por el gobierno de Nicaragua no cumplen con los criterios mínimos para elecciones libres y justas tal como lo establece la Carta Democrática Interamericana y, por lo tanto, debilita la credibilidad de las elecciones presidenciales y parlamentarias que tendrán lugar el 7 de noviembre de 2021".

Como en junio, el Consejo Permanente de la OEA vuelve a urgir "con vehemencia" a las autoridades nicaragüenses a realizar las reformas necesarias para celebrar comicios transparentes "bajo observación internacional creíble".

La resolución, patrocinada por Antigua y Barbuda, Canadá, Chile, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Paraguay, Uruguay y Venezuela.