Pese a que la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), sigue siendo la organización de referencia en el aspecto militar operativo, en la parte política hay divisiones entre los países aliados de acuerdo a sus intereses nacionales y diferencias en cuanto a la relación con Rusia, tras la anexión de Crimea, y la visión de que las tropas de Estados Unidos vayan retirándose de Europa, así como el gasto destinado a la defensa.

La Cumbre de la OTAN a celebrarse este 11 y 12 de julio en Bruselas está rodeada de incertidumbre ante la batalla comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea por la aplicación de aranceles a las exportaciones de aluminio y acero y la política poco predecible de Donald Trump de cara a su encuentro con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, en Helsinki, Finlandia.

Para Félix Arteaga, investigador del Real Instituto Elcano, el tema más mediático será la reclamación del presidente Trump a sus aliados de que inviertan lo acordado en la Cumbre de Gales del 2014, destinar un porcentaje de gasto en defensa igual al 2% del PIB hasta el 2024.

De acuerdo con datos de la OTAN, ocho de los 29 países cumplirían este año con el 2% acordado, EU. (3.50%), Grecia (2.77%), Estonia (2.14%), Reino Unido (2.10%) y Letonia (2%); Polonia (1.98%), Lituania (1.96%) y Rumanía (1.93%).

Rodrigo Soto Morales, experto en seguridad nacional y profesor e investigador en la Derecho de la Universidad Panamericana (UP), destacó que es difícil que los países aumenten su gasto militar tras la difícil situación económica en Europa y en el mundo, además de las guerras de aranceles que se están desatando.

“Es difícil que Europa acceda a la propuesta de Estados Unidos de aumentar el porcentaje de sus gastos en la defensa militar, países como Alemania ni siquiera llegarán a su meta”, manifestó.

El académico de la UP, agregó que Trump impondrá su posición de que los países cumplan en la parte de contribuciones con el reclamo de que Estados Unidos es el que hace más por la organización.

Respecto a la próxima reunión entre Trump y Putin, el académico consideró que no hay nada de que preocuparse o se dé una configuración diferente a la OTAN ya que Rusia suele jugar solo o de vez en cuando pedir apoyo a China.

Respuesta inmediata

Félix Arteaga, precisó que también se discutirá la capacidad de despliegue en 30 días de los cuatro treintas que está compuesta por 30 batallones, 30 escuadrones y 30 navíos de guerra, para reforzar la defensa. Iniciativa para acelerar el despliegue si se produce un acto hostil de Rusia, pero lo que se va a facilitar es una mayor participación y preparación previa incluida la movilidad de las tropas por toda Europa”.