Madrid. La policía española sigue investigando más transferencias a las cuentas bancarias del exembajador español en Venezuela Raúl Morodo, provenientes de fondos de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

De acuerdo con información del diario El País, el hijo del exdiplomático, Alejo Morodo, facturaba a Pdvsa hasta 180,000 euros al mes por servicios ficticios de asesoría legal a la petrolera venezolana en España y Portugal, los cuales transfería a la cuenta de Raúl Morodo.

El pasado 20 de mayo, la policía española allanó varias propiedades vinculadas al exembajador en Venezuela y realizó varios arrestos, entre ellos el de Alejo Morodo, como parte de una investigación sobre el supuesto lavado de 4.5 millones de euros de la petrolera estatal Pdvsa.

Morodo, de 84 años, no fue arrestado por razones de salud y dos días después un juez ordenó la puesta en libertad con medidas cautelares a su hijo, la esposa de éste y otras dos personas detenidas. Se espera que en los próximos días aumente la lista de implicados.

La investigación, que está bajo secreto por una orden judicial, se centra en el período entre el 2008 y el 2013, poco después de que Morodo finalizó su período de tres años como embajador en Venezuela, informaron medios españoles.

Raúl Morodo fue nombrado embajador de España en Venezuela por el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, entre el 2004 y el 2007, durante el gobierno del fallecido Hugo Chávez, con quien mantuvo una estrecha relación. Morodo fundó durante la transición política y junto al exalcalde de Madrid Enrique Tierno Galván el Partido Socialista Popular (PSP), que luego se integró en el PSOE.