La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner regresó a Buenos Aires el sábado por la noche, para notificarse en una causa judicial en su contra por operaciones cambiarias del Banco Central durante su gobierno (2007-2015).

Fue recibida en Aeroparque Jorge Newbery, muy próximo al barrio de Palermo, y en su casa por un gran grupo de militantes, que la esperaban bajo una intensa lluvia. "Quiero agradecerles por todo el aguante y el acompañamiento. No voy a salir al balcón a bailar porque la gente tiene muchos problemas como para andar bailando. Yo no quiero que nadie se enfríe ni se enferme por esta debajo de la lluvia", les dijo desde la puerta de su departamento en el barrio de Recoleta. La referencia al balcón y el baile se trata de un guiño al baile que hizo Mauricio Macri en el balcón de la Casa Rosada al asumir la Presidencia de Argentina en diciembre pasado.

La ex presidenta, cuyo mandato concluyó el 9 de diciembre pasado, debe presentarse esta semana en el juzgado del magistrado Claudio Bonadio para cumplimentar un trámite de notificación en una causa que se le sigue por supuesto perjuicio contra el Estado por operaciones cambiarias del Banco Central durante su gobierno.

NOTICIA: Escándalo de corrupción, un puño a la mandíbula del kirchnerismo

En un discurso frente a una multitud en las puertas de los tribunales, Fernández de Kirchner criticó al gobierno de Macri, acusó de parcialidad a miembros del poder judicial y formuló un llamado a conformar un frente opositor de resistencia.

En medio de gritos de apoyo, Fernández de Kirchner agradeció a todos los presentes: "Quiero agradecerles profundamente a todos y a todas por este acompañamiento, este amor, porque la verdad es que no se qué he hecho para merecer tanto amor. Quiero decirles que por favor no quiero que ninguno se enferme. Mañana si está mejor el tiempo pueden venir tranquilos".

Es la segunda vez que la ex mandataria pisa la capital argentina desde que se recluyó en su casa de El Calafate (3,000 kilómetros al sur de Buenos Aires) cuando entregó el poder a Macri. Estará en la capital argentina durante una semana, según dejaron trascender allegados.

NOTICIA: Un juez procesa a Cristina Kirchner por perjudicar al Estado argentino

La última vez que estuvo en Buenos Aires fue en abril pasado, también citada por Bonadio en la misma causa. En esa ocasión su presencia en tribunales se convirtió en una suerte de mitin kirchnerista.

Su llegada se produce tras una serie de allanamientos a sus propiedades.

Once propiedades inmuebles de la ex presidenta en la Patagonia (sur) fueron requisadas por orden de Bonadio, un enemigo declarado, quien en vano intentó apartarlo o llevarlo a juicio político. "Podrán meterme presa, pero nunca van a poder tapar que son las consecuencias de un plan económico que sólo distribuye pobreza para los trabajadores", dijo. (Con información de AFP).

NOTICIA: Confiscan documentos de propiedades de Kirchner

mfh