Washington/Riad.- Estados Unidos quiere un cambio pero no busca una "ruptura" en las relaciones con Arabia Saudita después de la desclasificación de un informe de inteligencia sobre el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, indicó este viernes el secretario de Estado, Antony Blinken.

"Lo que hemos hecho mediante las acciones que tomamos no es una ruptura de la relación, más bien buscamos recalibrarla para que esté más alineada con nuestros intereses y nuestros valores", indicó Blinken en una rueda de prensa.

Arabia Saudita rechaza la información sobre Jamal Khashoggi

Por su parte, Arabia Saudita aseguró este viernes que "rechaza totalmente" el expediente desclasificado por Estados Unidos y que revela que el príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salmán, autorizó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en 2018.

"El gobierno del reino de Arabia Saudita rechaza totalmente la evaluación negativa, falsa e inaceptable del informe relativo a dirigentes del reino y señala que contiene información y conclusiones inexactas", dijo la cancillería  de ese país.