La administración del presidente Joe Biden comprará 200 millones más de vacunas contra el coronavirus y canalizará más a los estados ahora, en un intento por cumplir la promesa del mandatario de Estados Unidos de frenar la pandemia, dijo el martes un funcionario de alto rango.

Biden, quien asumió la presidencia de Estados Unidos la semana pasada, está en una carrera para contener el virus, en un momento en que variantes de propagación más rápida amenazan con aumentar el número de muertos en el país, que ya se ha visto muy afectado.

El gobierno estaba informando a los gobernadores estatales el martes sobre sus planes para aumentar la cantidad de vacunas que les llegan a 10 millones de dosis semanales durante las próximas tres semanas, frente a los 8.6 millones actuales, según el funcionario, que declinó ser identificado y anticipó una política que el presidente aún no ha discutido.

La administración comprará 100 millones de dosis de cada una de las vacunas fabricadas por Pfizer Inc y Moderna Inc, aumentando las dosis totales a 600 millones, y la entrega se espera para el verano boreal.

Cada vacuna requiere dos dosis por persona para ser completamente efectiva, lo que sugiere que las nuevas compras cubrirían a la mayoría de los 331 millones de habitantes del país.

El gobierno también prometió notificar a los estados con tres semanas de antelación cuántas vacunas recibirán en el futuro.

kg