Poco tiempo después de que concluyera el discurso inaugural de Donald Trump al asumir la presidencia de Estados Unidos, en muchos sitios de Internet y en las redes sociales comenzó a difundirse el rumor de que el candidato había extraído algunos fragmentos de su alocución de las palabras del supervillano Bane durante una escena de la película Batman. The Dark Knight Rises.

NOTICIA: Manifestantes hacen su muro en rechazo a Donald Trump

Si bien resulta muy poco probable que el nuevo presidente de Estados Unidos haya tomado pedazos del discurso de Bane, lo cierto es que ambos mensajes comparten una línea argumentativa: hay que quitarle el poder a los privilegiados y entregárselo a los menos favorecidos. Durante toda su campaña, esta línea fue la bandera de Trump en su recorrido por Estados Unidos.

Casi al principio de su discurso, Trump afirmó: La ceremonia de hoy (...) tiene un significado muy especial porque hoy no estamos simplemente transfiriendo el poder de una administración a otra o de un partido a otro, sino que estamos transfiriendo el poder de Washington, DC, y devolviéndolo al pueblo .

NOTICIA: EU dejará el TLC si no hay renegociación: Casa Blanca

Con el poder de Washington, Trump está haciendo referencia a la cúpula política y administrativa de la capital estadounidense, a la cual ha atacado desde que se lanzó como candidato a la presidencia de Estados Unidos por el Partido Republicano.

En una de las escenas principales de Batman. The Dark Knight Rises, en la que el supervillano Bane sitia la ciudad ficticia de Gotham, éste el mensaje que le da a los ciudadanos de Gotham: Tomamos a Gotham de los corruptos! ¡Los ricos! Los opresores de generaciones enteras que los han mantenido abajo con mitos de oportunidad. Y se las entregamos a ustedes, el pueblo. ¡Gotham es suya! Nadie debe interferir, hagan lo que quieran .

Son estos los fragmentos de ambos discursos que guardan una relación más estrecha. Sin embargo, en ambos mensajes los oradores incitan a la confrontación y al rencor. Por un lado, Bane alienta a los habitantes de Gotham a que se subleven en contra de los ricos y poderosos y por el otro, Trump se coloca como el salvador que le ha quitado el poder a la cúpula política y económica de Washington para entregárselo al pueblo.

NOTICIA: Queman bandera fuera de la Embajada de EU en México

A continuación reproduzco un fragmento más de la alocución de Trump y de Bane:

Trump:

Durante demasiado tiempo, un pequeño grupo en la capital de nuestra nación ha cosechado las recompensas del gobierno mientras que el pueblo ha soportado el costo. Washington floreció, pero la gente no participó de su riqueza. Los políticos prosperaron, pero los trabajos se fueron y las fábricas cerraron. El establishment se protegió a sí mismo, pero no los ciudadanos de nuestro país. Sus victorias no han sido tus victorias. Sus triunfos no han sido tus triunfos. Y mientras celebraban en la capital de nuestra nación, había poco que celebrar para las familias que luchaban por toda nuestra tierra.

Bane:

Que den un paso adelante los que servirán. Porque se levantará un ejército. Los poderosos serán arrancados de sus nidos decadentes y expulsados al mundo frío que conocemos y en el que perduramos. Se convocará a los tribunales. ¡Se gastarán los botines! Se derramará sangre. La policía sobrevivirá si aprende a servir a la verdadera justicia. Esta gran ciudad perdurará. Gotham sobrevivirá .

La diferencia más elemental entre el discurso de Bane y el de Donald Trump es que el primero es pronunciado por un personaje ficticio que dentro de la narrativa cinematográfica es efectivamente un descastado cuya intención es liberar a los ciudadanos de Gotham a través de la violencia y la justicia inmisericorde.

NOTICIA: ¿Mintió Donald Trump durante su discurso de inauguración?

Mientras que el discurso de Trump fue pronunciado por el recién nombrado presidente de Estados Unidos, quien ha tomado la bandera de velar por aquellos a los que el establishment ha desplazado. Donald Trump se congratuló por haberle arrancado el poder a los privilegiados de Washington DC para entregárselo al pueblo, mientras que él mismo es uno de esos privilegiados y poderosos, contra los que tanto llama a combatir.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx