¿Debe cambiar la percepción sobre la privacidad cuando las vulneraciones a la seguridad de los sistemas son cada vez más frecuentes y mayores? En lo que va del año, se han conocido por lo menos tres casos de relevancia internacional con millones de cuentas hackeadas y puestas a disposición de terceros (LinkedIn, MySpace y Yahoo!), sin el consentimiento de los usuarios. Pero parece que a los estadounidenses nada los hará cambiar de opinión: 9 de cada 10 considera que los consumidores han perdido el control del uso que dan las instituciones públicas o privadas a la información recabada; 7 de cada 10 creen muy importante saber quién resguarda la información, y sólo 6 de cada 10 piensan que es muy importante mantener el control sobre su información personal.

Esta semana, la compañía de internet Yahoo! reconoció que un grupo de hackers robó la información de las cuentas de al menos 500 millones de usuarios, lo que equivale a más de cuatro veces la población total de México en el 2016. La empresa se vio obligada a revelar esta violación a la seguridad de sus servidores debido a exigencias de la prensa, ya que la revista Motherboard publicó el mes pasado que Yahoo! había sufrido el robo de 200 millones de cuentas.

De acuerdo con la compañía, la información sustraída incluye nombres, direcciones de correo electrónico, números de teléfono, fechas de nacimiento, contraseñas y respuestas a preguntas de seguridad de 500 millones de cuentas. El anuncio de esta violación se da en medio del proceso de compra de Yahoo! por parte de Verizon Communications y representa el mayor robo de información de la historia.

El hackeo de 500 millones de cuentas de Yahoo! es el más reciente de una serie de violaciones a la seguridad digital de empresas y gobiernos a escala mundial. Entre los robos de datos más relevantes de los últimos cinco años se encuentran la violación a la seguridad de más de 300 millones de cuentas de la red social MySpace; de 117 millones de cuentas de LinkedIn y de 145 millones de cuentas del sitio de comercio electrónico eBay.

Los datos harían pensar que la población de Estados Unidos cada vez está más preocupada por ser objeto de vigilancia de parte de su gobierno. Sin embargo, según el Pew Research Center, el público generalmente cree que es aceptable que el gobierno vigile a extranjeros, líderes estadounidenses y de otros países. No obstante, 57% dijo que era inaceptable que el gobierno inspecciones las comunicaciones de ciudadanos estadounidenses .

Según el Washington Post, la discusión política en torno a las violaciones de seguridad de datos han tratado sobre todo la seguridad nacional y no el consumo privado . El periódico estadounidense afirma que ni Hillary Clinton ni Donald Trump han abordado a profundidad este tema, máxime ante la cantidad de información hurtada de compañías privadas de Internet.

En este sentido, a principios del año 2013, el exempleado de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Edward Snowden, dio a conocer una gran cantidad de información sobre varios programas realizados por estas agencias gubernamentales para vigilar masivamente a personas en Estados Unidos.

A pesar de que la información de las personas se han visto vulnerada con más frecuencia en el terreno del consumo privado, con casos como el de Yahoo!, la revelación de Snowden fue la que puso sobre la mesa la discusión acerca de la privacidad y la seguridad digital en Estados Unidos y buena parte del mundo.

Poco tiempo después de que Snowden dio a conocer la información, los estadounidenses estaban divididos en cuanto a su opinión sobre si las revelaciones habían afectado o beneficiado el interés público , refiere el Pew Research Center en un artículo publicado recientemente sobre la privacidad en Estados Unidos dos años después de las revelaciones del consultor.

En aquel momento, la mayoría de los estadounidenses creía que Snowden debía ser enjuiciado , indica el artículo. No obstante, de acuerdo con el documento, una encuesta realizada entre finales del 2015 y principios del 2016 indica que 52% de las personas entrevistadas estaba preocupada o muy preocupada con respecto a las políticas de vigilancia del gobierno estadounidense, mientras que 46% se describió como poco preocupado o nada preocupado a este respecto.

 Vigilancia en EU

Violaciones de seguridad en empresas privadas

A pesar de la preocupación de los ciudadanos de Estados Unidos con respecto a la vigilancia de su propio gobierno, la mayoría piensa que debe resguardar su información de hackers y criminales (33%) y de anunciantes (28%), mientras que sólo 6% de las personas consultadas en una encuesta del Pew Research Center, en el 2013, piensan que debe ocultar su información de compañías de Internet y 5% evita que el gobierno tenga acceso a sus comunicaciones.

 Vigilancia en EU

Incluso después de la revelación de los programas de vigilancia llevados a cabo por la NSA, muy pocos estadounidenses tomaron medidas más complejas para proteger su información , indica el artículo del centro de investigación. Sin embargo, muchos ciudadanos de Estados Unidos no confían en que su información permanecerá segura.

Las compañías de tarjetas de crédito, las agencias gubernamentales, las compañías de telefonía móvil, los proveedores del servicio de correo electrónico y las redes sociales son algunos de las instituciones en las que los estadounidenses no confían con respecto a la información que resguardan.

 Vigilancia en EU

En este sentido, 74% de los encuestados por el Pew Research Center dijo que era muy importante para ellos tener el control de quién guarda información sobre ellos y 65% afirmó que era muy importante mantener el control de qué tipo de información se colecta de ellos, explica el documento. Aunque estos porcentajes aluden a la importancia que le dan los estadounidenses a la información que recopilan diferentes instituciones públicas y privadas, 91% de los encuestados indicó que está de acuerdo o muy de acuerdo con que los consumidores han perdido el control del uso que le dan estas instituciones a la información recabada.

El artículo del Pew refiere que muchos expertos en tecnología han predicho que muy pocas personas tendrán la energía y los recursos necesarios para protegerse de la vigilancia de sus comunicaciones y que la privacidad se convertirá en un lujo demasiado costoso .

[email protected]