Viena. La policía austriaca allanó 18 propiedades y arrestó a 14 personas en una persecución masiva el martes por posibles cómplices de un yihadista convicto que mató a tiros a cuatro personas e hirió a otras 22 en un ataque nocturno en el centro de Viena.

El pistolero, que fue asesinado por la policía minutos después de abrir fuego en bares abarrotados el lunes, había sido liberado de la cárcel hace menos de un año. Fue identificado como Kujtim Fejzulai, un austríaco de 20 años que también tenía la nacionalidad de Macedonia del norte.

En un comunicado publicado en sus canales de Telegram, el EI imputa a un “soldado del califato” los tiroteos de Viena.

La policía suiza también arrestó a dos hombres el martes cerca de Zúrich en una investigación de posibles vínculos con el atacante.

Alarma en Europa

El jefe de la diplomacia italiana, Luigi Di Maio, propuso una ley antiterrorista para Europa, que se inspire en la “Patriot Act” estadounidense..

Mientras que Reino Unido elevó de “sustancial” a “grave” el nivel de alerta ante una amenaza terrorista.

Por su parte, Francia detuvo a otras cuatro personas en relación al atentado en una iglesia de Niza.