El presidente estadounidense, Donald Trump, firmó un decreto que prohíbe, a partir de los próximos 45 días, toda transacción con ByteDance, la casa matriz china de la red social TikTok.

Trump evoca una "urgencia nacional" en su medida contra la aplicación móvil de videos cortos que acusa, sin pruebas, de espiar a sus usuarios estadounidenses para Pekín, en un contexto de tensiones comerciales y políticas con China.

En tanto, el Senado de Estados Unidos aprobó este jueves 6 de agosto un proyecto de ley que prohíbe la descarga y el uso de TikTok en cualquier dispositivo de empleados del gobierno o miembros del Congreso.

"TikTok representa un gran riesgo de seguridad y no tiene cabida en los dispositivos del gobierno", tuiteó el servicio de prensa del senador republicano Josh Hawley, coautor del texto.

Después de su aprobación en el Senado, controlado por los republicanos, la resolución deberá ser aprobada por la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, para que Donald Trump pueda promulgarla.

kg