Hugo Rafael Chávez Frías, un caudillo venezolano que superó hace unos meses un cáncer y que impulsa desde 1998, contra viento y marea, su Revolución Bolivariana, buscará este domingo dar un paso más en su aspiración de gobernar hasta 2031.

El mandatario ha dado muestras en los últimos días que se encuentra en buen estado de salud y que el cáncer que padeció en la zona pélvica, el cual fue reconocido por el propio Chávez en junio de 2011, parece ser algo del pasado tras someterse a tratamiento.

Luego de operaciones y quimioterapias en La Habana y Caracas, el gobernante dio por superada su enfermedad, derribó con algunas apariciones públicas y en televisión los rumores sobre su supuesto delicado estado de salud y dijo que buscará gobernar hasta 2031.

Hace casi un año, en noviembre de 2011 y en plena recuperación de su cáncer, el jefe de Estado dijo en un acto público que tengo el plan de gobernar aquí hasta 2031, 20 años más y detalló que entre 2013 y 2019 implementará una "profundización del socialismo".

Hijo de los maestros Hugo de los Reyes Chávez y Elena Frías de Chávez, el presidente venezolano nació el 28 de julio de 1954 en Sabaneta, un modesto pueblo en el llanero y sureño estado de Barinas.

El candidato presidencial oficialista, que llegó al poder en febrero de 1999, tiene cuatro hijos: Rosa Virginia y María Gabriela, con su ex esposa Nancy Colmenares, y Hugo y Rosinés, fruto de su segundo matrimonio con Marisabel Rodríguez.

La educación primaria la realizó el Grupo Escolar Julián Pino, la secundaria en el Liceo Daniel Florencio O'Leary y la superior en la Academia Militar de Venezuela, de donde egresó con el grado de subteniente y licenciado en Ciencias Militares el 5 de julio de 1975.

Su ascenso a teniente coronel estuvo a la par de los rumores acerca de sus ideales revolucionarios, tras lo cual cursó una maestría en Ciencias Políticas en la Universidad Simón Bolívar que dejó inconclusa debido a la asonada militar del 4 de febrero de 1992.

Ese día, un grupo de militares ejecutó un intento de golpe de Estado contra el presidente Carlos Andrés Pérez (1989-1993), el cual no prosperó y los rebeldes, entre ellos Chávez, se rindieron y fueron llevados a prisión por dos años, hasta que la causa fue sobreseída.

En 1994, durante el gobierno del presidente Rafael Caldera (1994-1999), se le concedió un retiro honroso del Ejército, tras lo cual fundó el Movimiento V República (MVR), con el que obtuvo la Presidencia de Venezuela en 1998 con el 58% de los votos.

Chávez impulsó luego cambios fundamentales en la Constitución de Venezuela y se relegitimó en la Presidencia en las elecciones de 2000, realizadas bajo una nueva Carta Magna, donde obtuvo 60% de los votos emitidos.

El 11 de abril de 2002 un grupo de generales lo sacó del poder durante 48 horas luego que una marcha opositora fuera disuelta a balazos en los alrededores del presidencial Palacio de Miraflores, en el centro de Caracas.

En un marco de tres días de huelga indefinida, las Fuerzas Armadas se declararon en rebeldía por la dura represión de la protesta, donde francotiradores y policías mataron a 16 personas e hirieron a un centenar.

Chávez, acorralado, se entregó a una comisión de tres generales e incluso se dice que renunció a la Presidencia el 12 de abril de 2002, después que el estamento militar y la sociedad civil le pidieran la dimisión, tras lo cual fue detenido en el Fuerte Tiuna.

El presidente de la cúpula empresarial Fedecámaras, Pedro Carmona, asumió la titularidad del gobierno de transición civil-militar de Venezuela en forma interina el 12 de abril de 2002.

El general Efraín Vásquez, comandante general del Ejército, aseveró que el gobierno provisional había cometido errores y presionó la salida de Carmona, tras lo cual el vicepresidente Diosdado Cabello asumió la Presidencia el 13 de abril de 2002.

Ese mismo día, el depuesto presidente Chávez aterrizó a bordo de un helicóptero en el Palacio de Miraflores para reasumir el cargo y realizar un llamado al pueblo venezolano a mantener la calma.

A fines de 2002 y principios de 2003 sorteó un paro nacional impulsado por la Confederación de Trabajadores de Venezuela y gerentes y trabajadores del monopolio estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), al final del cual despidió a unos 20,000 de ellos.

Con su revolución bolivariana en marcha, el gobernante inscribió su candidatura para las elecciones del 3 de diciembre de 2006, cuando resultó reelecto con el 61% de los votos, con 6.1 millones de sufragios, una de las más altas votaciones en este país.

En 2007, el gobernante, un apasionado del béisbol y comandante de paracaidistas, propuso la realización de un referendo constitucional, el cual fue apoyado por la Asamblea Nacional para modificar 69 artículos de la Constitución de 1999.

El proceso se efectuó el 2 de diciembre de 2007 y, de acuerdo con los escrutinios del poder electoral, el pueblo decidió no admitir los cambios solicitados a la Constitución, con lo cual la propuesta fue rechazada, en la primera derrota electoral del oficialismo.

El 26 de septiembre de 2010, las elecciones legislativas entregaron un resultado conmovedor, ya que el Partido Socialista de Venezuela (PSUV) no obtuvo la mayoría esperada y la oposición marcó presencia en la Asamblea Nacional (Congreso) después de cinco años.

Si en el plano político las cosas para Chávez se manejaban con relativa calma, en el plano personal sufrió un duro golpe luego que se le detectó cáncer en la zona pélvica y fue operado en Cuba en junio de 2011.

Chávez, amigo personal del ex presidente cubano Fidel Castro, se ha sometido a tres operaciones quirúrgicas, cuatro ciclos de quimioterapia y seis de radioterapia en La Habana, aunque apenas ha informado de la última parte del tratamiento.

En tres oportunidades ha anunciado su total curación, aunque días después haya tenido que volver a Cuba a continuar su tratamiento, en medio de un gran misterio, al extremo que muchas personas en Venezuela dudan acerca de su real enfermedad.

Pese a los rumores sobre un agravamiento en su estado de salud, Chávez inscribió su candidatura a la reelección el 11 de junio pasado y realizó a partir de entonces algunas apariciones públicas para demostrar que está totalmente libre del cáncer.

En la campaña electoral utilizó un camión para sus recorridos, que sus adversarios bautizaron con el nombre de carroza , con un poder de convocatoria, según analistas, notoriamente menor al de hace algunos años.

En esas apariciones aseguró que el Plan de Gobierno 2013-2019 tendrá como objetivos fundamentales avanzar en la satisfacción de las necesidades sociales, reimpulsar la economía nacional y mantener el crecimiento de la inversión social de Venezuela.

Para ello ocupará, entre otros, los multimillonarios recursos que este país, el quinto productor mundial de petróleo, le deja la exportación de ese recurso natural.

MFH