El presidente de Ecuador, Rafael Correa, rechazó hoy un fallo estadunidense favorable a la petrolera Chevron, y advirtió que seguirá su lucha para que se haga justicia por la contaminación que esa empresa provocó en su país.

Qué indignación, compañeros. Hasta dónde llega la prepotencia. Ojalá entendamos lo grave que es esto. Un juez de Nueva York deja sin efecto una sentencia de tribunales ecuatorianos con base en alegaciones falsas , dijo el mandatario.

En una decisión no vinculante declarada esta semana, el juez Lewis Kaplan consideró que la multimillonaria sentencia impuesta a la compañía petrolera estadunidense en Ecuador por contaminación ambiental en la Amazonia, se logró a través de medios corruptos .

Kaplan acusó además al abogado neoyorquino Steven Donziger y sus pares ecuatorianos de presentar evidencia fraudulenta , redactar ellos mismos la sentencia y sobornar al juez ecuatoriano para que fallara contra Chevron.

En su tradicional programa Enlace Ciudadano de los sábados, Correa rechazó la providencia del juez estadunidense y calificó de falsas las alegaciones, incluida la de una supuesta intervención de su gobierno en los fallos emitidos en Ecuador.

Miren qué daño le hacen al país, por su odio, por su manipulación, por sus mentiras , dijo el mandatario, en alusión a personas quienes según el presidente, defienden a Chevron y no a la gente de la Amazonia, víctima de la contaminación.

El gobierno de Ecuador acusa a la petrolera multinacional de arrojar a los ríos cientos de miles de galones de desechos tóxicos durante las operaciones de Texaco, adquirida después por Chevron, en la selva amazónica entre 1964 y 1990.