Brasilia. Tras padecer una "obstrucción intestinal", el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue trasladado a Sao Paulo para definir si debe someterse a una "cirugía de emergencia", informó el día de ayer 14 de julio, la Presidencia luego de que el mandatario fuera internado en Brasilia por un hipo persistente con dolores abdominales.

El doctor Antonio Macedo, que operó a Bolsonaro en varias ocasiones tras el apuñalamiento que este sufrió durante la campaña electoral de 2018, "constató una obstrucción intestinal y resolvió llevarlo a Sao Paulo, donde hará exámenes complementarios para definir la necesidad, o no, de una cirugía de emergencia", indicó la Secretaria de Comunicación del palacio de Planalto. El texto no precisa cuándo ni a qué hospital será trasladado el gobernante.

Bolsonaro, de 66 años, fue examinado por Macedo tras ser internado por la mañana en el Hospital de las Fuerzas Armadas (HFA), para someterse a "exámenes e investigar la causa del hipo" que le aqueja desde hace más de diez días, según otra nota oficial.

Desde la semana pasada, Bolsonaro venía quejándose públicamente de un hipo persistente, después de someterse a un tratamiento de implante dental.

De confirmarse la necesidad de una cirugía, se trataría de la séptima a la que se somete el mandatario desde que fue apuñalado en el intestino durante su campaña presidencial en septiembre del 2018. Cuatro de ellas fueron en el aparato digestivo.