Por tercera vez desde que comenzó su período presidencial, el Gobierno de Iván Duque tramitará una reforma tributaria, la cual, en esta oportunidad, no solo buscará darle alivio a las finanzas públicas del país, sino que también tendrá un enfoque social.

A pesar de que el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, había anunciado que la meta de recaudo era de 15 billones de pesos colombianos (cerca de 4,031 millones de dólares), el diario colombiano La República conoció que en total se busca una suma de 25.4 billones de pesos colombianos (6,826 millones de dólares), es decir, aproximadamente 2.2% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Se prevé que los primeros 10.5 billones de pesos colombianos (2,822 millones de dólares) se recauden a través del impuesto sobre las ventas (IVA), otros 16.8 billones de pesos colombianos (4,515 millones de dólares) por cuenta de las modificaciones de los impuestos a las personas naturales y los últimos 3 billones (806 millones de dólares) por los impuestos a las personas jurídicas. Adicional a ello, se restarían 5.1 billones de pesos colombianos (1,370 millones de dólares) de los giros para las regiones a través del Sistema General de Participaciones (SGP).

Esta ambiciosa cifra de recaudo está justificada en las propuestas sociales que va a incluir el Gobierno en el proyecto de ley, que busca garantizar un ingreso mínimo a los hogares que hoy se encuentran en condición de pobreza o pobreza extrema.

De hecho, el presidente Iván Duque dijo que la deliberación que se lleve a cabo en el Congreso —que comenzaría después de Semana Santa— debe pensar en dos propósitos: estabilizar las finanzas públicas y hacer una transformación social. Con tal fin, se propondrá volver permanente el programa de Ingreso Solidario; ampliar la devolución del IVA; extender el programa de apoyo al empleo formal (Paef) hasta junio de 2021; subsidiar hasta 100% de las matrículas de educación superior a través de Generación E; y subsidiar las cotizaciones de seguridad social para ciertos grupos poblacionales.

Estas son las propuestas que presentará el gobierno de Iván Duque: 

Eliminar las exenciones del IVA 

Uno de los puntos más controversiales tiene que ver con gravar más bienes con IVA. Esta medida que podría afectar el consumo de millones de familias. Sin embargo, el Ministerio de Hacienda dejó claro que no se gravarán alimentos básicos de la canasta familiar, aunque si se eliminará por completo la categoría de los bienes exentos y todavía queda abierta la posibilidad de que se graven otros bienes y servicios.

Para que el impuesto sea más progresivo, el Gobierno aumentará la cobertura de la devolución. Se pagarán 45,000 pesos colombianos (12 dólares) mensuales a 4.7 millones de hogares, lo que representa un costo fiscal de 1.5 billones de pesos colombianos (403 millones de dólares).

Ampliar la base del impuesto de renta

Otra de las propuestas que incluirá la reforma tributaria es ampliar la base gravable del impuesto de renta de las personas naturales. De hecho, ya el viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, había sugerido que las personas con sueldos desde 2.5 millones de pesos colombianos (671 dólares) deberían declarar renta, mientras que a partir de los 4 millones de pesos colombianos (1,075 dólares) se debería pagar el impuesto. Además, la propuesta de reforma plantearía sustituir las rentas exentas por una única renta exenta automática.

Impuesto al patrimonio y dividendos

Un punto que también resaltó el Ministerio de Hacienda es que se propondrá que el impuesto al patrimonio, que hoy es de 1% para los montos iguales o superiores a 5,000 millones de pesos colombianos (1.3 millones de dólares), sea permanente; además de que se aumente la tarifa del impuesto a los dividendos de 10% a 15 por ciento.

Renta de personas jurídicas

Con el fin de preservar la competitividad del país, se propondrá reducir la tarifa del impuesto de renta a 24% para las pequeñas empresas, mientras que la tarifa máxima será de 30% a partir de 2023. Además, se buscará eliminar las exenciones, deducciones, descuentos tributarios y tarifas preferenciales a partir desde ese mismo año.

Mientras que hasta 2023 se mantendrían los beneficios relacionados con economía naranja y turismo y los de construcción de hoteles hasta 2025.

Impuestos verdes

El Gobierno también propondrá crear instrumentos que reduzcan la contaminación, como la modificación del impuesto al carbono, la introducción de un impuesto local a los vehículos y el impuesto a los plásticos de un solo uso y al consumo de plaguicidas.

Gravar las pensiones

Otro de los puntos contemplados, y que están en línea con las recomendaciones de la comisión, es gravar las pensiones desde 7 millones de pesos colombianos (1,881 dólares). De otro lado, las cuentas de ahorro para el fomento de la construcción (AFC) perderán beneficios.

No se eliminará el impuesto 4x1000

Pese a la recomendación de la Comisión Tributaria, el proyecto no contempla gravar el 4x1000, en el que, por cada 1,000 pesos colombianos en algún tipo de movimiento financiero, se pagan cuatro pesos.