Caracas. El candidato presidencial de la oposición venezolana, Henrique Capriles, rechazó contestar los insultos del mandatario Hugo Chávez, en la campaña rumbo a las elecciones de octubre próximo, y calificó al gobierno de fascista .

Este gobierno no es socialista. Utiliza el término socialismo para transmitir una imagen de identificación con los pobres, pero hay en él conductas absolutamente fascistas , dijo el candidato.

Chávez recrudeció el jueves pasado los insultos contra el candidato único de la oposición, refiriéndose a él como un "cochino" y majunche (mediocre) que no tiene ninguna posibilidad de vencerlo.

Capriles negó que vaya a elegir el camino de la confrontación durante la campaña y un debate frente a frente ni pensarlo, pues dijo que el gobierno plantea un camino que es el socialismo y yo planteo el progreso .

Dijo que el hecho de evitar la confrontación no quiere decir que le tenga miedo a su competidor y vaticinó que la campaña para las elecciones será una lucha como la de David contra Goliat .

Los insultos y descalificaciones son el recurso típico del boxeador agotado, grandote, peso pesado, que está viendo a ver de dónde saca un golpe, como sea, para tumbar a un contrario más delgado, ágil y enérgico. Es David contra Goliat , afirmó.

Capriles, un abogado de 39 años que fue elegido hace una semana el candidato opositor para enfrentar al militar retirado, negó estar atado a la burguesía como lo asegura Chávez y que quiera hacer de su vida personal la historia del país como su rival.

Chávez, de 57 años, aseguró durante la semana que su opositor miente al calificarse como progresista ya que representa a la más "rancia oligarquía venezolana", mientras que Capriles insiste en que su única pelea será con la pobreza, corrupción y la inseguridad.