Washington. El gobierno de Joe Biden anunció que otorgará un Estatus de Protección Temporal (TPS, por su sigla en inglés) a cerca de 320,000 venezolanos que ya están en Estados Unidos, una medida que impide su deportación y les permite trabajar.

Un alto cargo del gobierno estadounidense informó a periodistas, bajo condición de anonimato, que esta medida estará vigente por 18 meses debido a las "extraordinarias circunstancias temporales" que hay en Venezuela, cumpliendo con una promesa de campaña hecha por Biden.

La protección del TPS está diseñada para países que sufren conflictos armados o desastres medioambientales como huracanes o terremotos, o situaciones catastróficas como epidemias.

Presión sobre Maduro

También, la administración Biden está trabajando para coordinar la presión internacional contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para que celebre elecciones libres y justas.

Además, otro funcionario informó que el gobierno estadounidense revisa las sanciones contra Venezuela para asegurarse de que sean efectivas contra los objetivos previstos y no castigar "innecesariamente" al pueblo venezolano. ”Biden no tiene prisa por levantar las sanciones”, reiteró el alto funcionario.