Uppsala. Un tribunal sueco rechazó el pedido de la fiscalía para detener en ausencia al fundador de Wikileaks Julian Assange, acusado de una presunta violación cometida en Suecia en el 2010 y que se encuentra actualmente encarcelado en Londres.

La decisión del tribunal de Uppsala, que puede ser apelada, es un revés para la acusación, que esperaba emitir una orden de detención europea para transferir al australiano a Suecia, antes de la prescripción de los hechos en agosto del 2020.

El tribunal juzgó infundadas “las sospechas contra Julian Assange, y reconoce el riesgo de que intente eludir a la justicia”, pero como se encuentra encarcelado en Reino Unido “se pueden llevar a cabo los procedimientos de investigación bajo el régimen de orden de investigación europea”, un mecanismo de cooperación entre estados miembros de la Unión Europea en las denuncias penales.

“En estas circunstancias, una orden de detención y encarcelamiento sería desproporcionada”, agregaron los magistrados.

El abogado sueco de Assange saludó la decisión “conforme al Estado de Derecho”. Querían “transferirlo aquí a toda velocidad, porque la investigación fue archivada en dos oportunidades y no es imposible que vuelva a serlo”, declaró Per Samuelson.

De su lado, la fiscal encargada de la instrucción, Eva-Marie Persson, aseguró que iba a emitir un pedido de orden de investigación europea, sin indicar que pensaba también apelar la decisión del tribunal.

Persson anunció a mediados de mayo la reapertura de la investigación por violación contra Julian Assange, de 47 años, tras su detención en Londres el 11 de abril.

Una semana después, la fiscalía solicitó la detención en ausencia, un mecanismo del sistema legal sueco, debido a las sospechas de violación.

“El objetivo de la detención es permitir la conclusión de la investigación y llevar a Julian Assange ante la justicia”, dijo este lunes Eva-Marie Persson ante la corte.