Riad/París. Arabia Saudita anunció el día de ayer 27 de julio, que los ciudadanos que viajen a un destino inscrito en la lista roja de naciones afectadas por la pandemia no podrán volver a salir del país durante tres años.

Tras más de un año de prohibición total, el gobierno saudita autorizó recientemente a su población a viajar al extranjero, pero al mismo tiempo colocó a varios países de Asia, África y Oriente Medio en una lista roja de destinos prohibidos.

"Cualquier (saudita) que haya viajado a esos países se expone a duras sanciones a su regreso, así como a la prohibición de viajar fuera del reino durante tres años", precisó el ministerio de Interior en Twitter.

La decisión fue tomada "ante la propagación de una nueva variante" del Covid-19, explicó el ministerio, sin mencionar explícitamente la variante Delta, la más contagiosa desde el inicio de la pandemia.

Según la aerolínea nacional Saudia, los ciudadanos no pueden viajar a 16 países, situados en Asia, África y Oriente Medio, entre ellos los Emiratos Árabes Unidos, así como India, Turquía, Líbano o Irán.

Despidos en Francia

En Francia, cualquier trabajador que no se haya vacunado podrá ser despedido, indicó ayer la ministra de trabajo, después de una votación en el Parlamento sobre la extensión del documento que acredita la vacunación o un test negativo al Covid-19 ("pase sanitario").