Arabia Saudita acusó este martes a Irán de propagar durante casi cuatro décadas "sedición, discordia y caos", en un contexto en el que la comunidad internacional intenta calmar la tensión entre los países rivales de la región.

"Desde la revolución iraní de 1979, Irán ha establecido un récord con la difusión de sedición, discordia y caos en la región", afirmó un alto funcionario del ministerio de Relaciones Exteriores citado, pero no identificado, por la Agencia de Prensa Saudita.

NOTICIA: Arabia Saudita se opone a rebajar la tensión: Irán

"Durante ese período el reino (de Arabia Saudita) ha mantenido una política de moderación a pesar de haber sufrido al igual que los países vecinos las consecuencias de una continua política agresiva de Irán", agregó la fuente y destacó que la política iraní se basa principalmente en la idea de exportar revolución.

"Irán recluta milicias en Irak, Líbano, Siria y Yemen", dijo el funcionario, que acusó a Teherán de apoyar el "terrorismo" y de perpetrar asesinatos.

NOTICIA: Al Qaeda amenaza a Arabia Saudita por ejecuciones

La tensión entre Arabia Saudita gobernada por sunitas y el predominantemente chiita régimen iraní llegó a su punto máximo este mes cuando Riad y varios de sus aliados árabes sunitas rompieron relaciones diplomáticas con Teherán.

La decisión fue tomada luego de que manifestantes quemaran representaciones diplomáticas sauditas en Irán, poco después de que el clérigo chiita Nimr al Nimr fuera ejecutado en Arabia Saudita el pasado 2 de enero.

erp