Argentina y Uruguay trabajaban para restablecer el servicio eléctrico a millones de habitantes, después de que el domingo por la mañana una falla masiva del sistema dejara sin luz a todo el territorio argentino y al país vecino.

La Secretaría de Gobierno de Energía dijo que "el colapso" del sistema de interconexión ocurrió a las 7:07 hora local (10:07 GMT) del domingo. Pero la compañía eléctrica Edesur Argentina informó que había restaurado el servicio a más de 75,000 clientes en la zona del Gran Buenos Aires para las 10:52 hora local (13:52 GMT).

La dependencia y Edesur estimaron que la recuperación total podría llevar varias horas.

Las autoridades dijeron que no estaban claras las causas del corte y abrieron una investigación.

El apagón masivo dejó a oscuras también a Buenos Aires, afectando el transporte público, cortando el suministro de agua e interrumpiendo las comunicaciones telefónicas y el servicio de internet.

Varias provincias argentinas tuvieron que demorar las elecciones a gobernador que se celebraban el domingo. Santa Fe, San Luis, Formosa y Tierra del Fuego están renovando su gobierno local.

Usuarios de redes sociales dijeron que el corte alcanzó también a Paraguay y Brasil, aunque el operador del sistema brasileño de electricidad aseguró que no afectó al país.

La compañía de electricidad de Paraguay, ANDE, informó en un comunicado que parte de la central hidroeléctrica de Yaciretá quedó bloqueada y que en consecuencia se fue brevemente el servicio en las ciudades de Ayolas, Villalbin, Pilar y otras aledañas.

El presidente de ANDE, Pedro Ferreira, dijo a Reuters que la central hidroeléctrica paraguaya de Acaray está abasteciendo algunas zonas de las provincias norteñas argentinas de Formosa, Chaco y Misiones.