Ivanka Trump estima que el recibimiento de refugiados sirios en Estados Unidos merece ser debatido, marcando así una diferencia con su padre, el presidente Donald Trump, de quien también es consejera.

Creo que estamos ante una crisis humanitaria global y tenemos que reunirnos y resolverla , dijo Ivanka en una entrevista efectuada en Berlín y que fue difundida este miércoles en la cadena NBC.

¿Esto incluye recibir a refugiados en suelo estadounidense? Eso tiene que ser parte de la discusión, pero no será suficiente por sí mismo , respondió la hija del magnate inmobiliario.

Ivanka, que ocupa un rol poco habitual como primera hija en la Casa Blanca, ya señaló en el pasado que no duda en informar sobre los desacuerdos que mantiene con el presidente estadounidense.

Cuando no estoy de acuerdo con mi padre, él lo sabe. Y me expreso con total franqueza , comentó a comienzos de abril.

Durante la campaña electoral, Donald Trump prometió en varias ocasiones, en nombre de la lucha contra el terrorismo, el cierre de las fronteras estadounidenses a los refugiados que escapan de la guerra en Siria.

El decreto migratorio que firmó, y que por ahora está bloqueado por la justicia, prohíbe la entrada en Estados Unidos durante tres meses de ciudadanos de seis países de mayoría musulmana, incluido Siria. El decreto inicial, posteriormente modificado, estipulaba además una prohibición de entrada, sin límite de fecha, a los refugiados sirios.

La guerra en Siria ha desencadenado una gran crisis humanitaria con más de 320,000 muertos y millones de personas desplazadas.

Ivanka viajó a Alemania para participar en un foro el pasado martes en el que compartió panel con la canciller alemana Angela Merkel y la gerente directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.