De acuerdo con la Ley Federal del Trabajo un trabajador contratado por honorarios no es un trabajador subordinado, por lo que la parte contratante no está obligada a garantizarle ningún derecho laboral. En algunas situaciones, los trabajadores contratados por honorarios sí pueden reclamar sus derechos. Aquí te explicamos todo. 

Contrato por honorarios México

Los ingresos por honorarios son todos los percibidos por la prestación de servicios profesionales independientes, en una relación laboral autónoma y voluntaria tanto del individuo que los realiza como de la unidad económica receptora. 

En México, los trabajadores por honorarios se encuentran bajo un esquema laboral en el que no existe una relación de subordinación. Los trabajadores por honorarios fungen como independientes que prestan sus servicios profesionales (servicios médicos, informáticos, artísticos, de arquitectura o diseño) y por sus tareas perciben una remuneración monetaria. 

Aunque no están sujetos a las mismas leyes que los trabajadores remunerados subordinados, la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) determina los marcos bajo los que se regula el esquema de contrataciones por honorarios. El contrato por honorarios está denominado como contrato civil de prestación de servicios profesionales.

¿En qué situaciones los trabajadores por honorarios pueden reclamar sus derechos?

Un trabajador que fue contratado por honorarios puede exigir sus derechos laborales si puede comprobar que existe una relación laboral de subordinación. La Secretaría de Trabajo ha identificado casos en los que las unidades económicas realizan contrataciones por honorarios, pero en realidad son “simulaciones”; las condiciones bajo las que puede un trabajador estar ante esta situación son:

  • Si tiene un horario fijo,
  • Si recibe órdenes o instrucciones de un superior inmediato y
  • Si realiza sus tareas en el lugar de adscripción fija.

En estos casos sí existe una relación laboral explícita y el trabajador sí tiene derecho a reclamar todos los derechos laborales que indica la Ley Federal del Trabajo vigente. Las establecidas y no negociables son: 

  • Seguridad Social (Afiliación al IMSS)
  • Vacaciones
  • Primas de aguinaldo
  • Primas vacacionales
  • Participación en las utilidades de la empresa
  • Fomento a la vivienda y al ahorro (Aportaciones al INFONAVIT y al SAR)
  • Acreditación de antigüedad 

El trabajador que se encuentre en esta situación, donde fue contratado por honorarios, pero labora bajo subordinación debe contactar a la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet) en caso de que la unidad económica para la que trabaja no le otorgue, como mínimo, las prestaciones antes señaladas y continúe haciendo la “simulación de contrato por honorarios” mediante “acuerdos de voluntades”. 

Lo que procede es solicitar el cambio de esquema, pasando de un contrato civil de prestación de servicios profesionales a un contrato individual de trabajo. 

Asesoría para trabajadores por honorarios 

La Secretaría de Trabajo, además de informar sobre las prácticas y condiciones bajo las que deben laboral los prestadores de servicios profesionales contratados por honorarios, también brinda soporte y guía en materia laboral. 

En caso de que un trabajador se encuentre trabajando por honorarios y tenga dudas puede consultar el sitio oficial de la Profedet.

Los números de teléfono son 018009117877 y 018007172942, que están activos en todo el país. 

Para los trabajadores que tengan situaciones especiales respecto de su contrato por honorarios, la institución también puede ser contactada por correo electrónico; la dirección es [email protected] 

También es posible conocer información y contactar a la Profedet a través de su cuenta oficial de Twitter: @PROFEDET.