El futuro del trabajo traspasa el ámbito laboral, va un paso atrás: la formación del capital humano para los nuevos empleos. México tiene un rezago en la preparación del talento digital y una de las limitantes para desarrollar los objetivos de aprendizaje es la capacidad de los docentes de educación básica, opinó Paulo Santiago, director de la División de Política e Implementación de la Dirección para la Educación y Competencias de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

“Hay limitaciones en México para desarrollar los objetivos de aprendizaje y uno es claramente la capacidad de los docentes. Hay desafíos muy importantes en México en ese aspecto, en los sistemas de formación del docente, su capacidad para adaptarse a los cambios y responder exactamente al currículum que el gobierno quiere implementar”, dijo Paulo Santiago en rueda de prensa para presentar el Congreso Internacional de Innovación Educativa del Tecnológico de Monterrey.

De acuerdo con el representante de la OCDE, nuestro país ha hecho esfuerzos por implementar una modelo de enseñanza basado en competencias, pero transitar a ese aprendizaje ha sido “muy difícil” porque los docentes no están preparados para ellos. “Todo lo que ha sido hecho, conceptualmente ha sido bastante interesante, pero un poquito lejos de las realidades de las escuelas” puntualizó.

En ese sentido, Salvador Alva, presidente del Tec de Monterrey, aseguró que el sistema educativo mexicano se enfrenta a un gran reto: cambiar el modelo de enseñanza con docentes que siguen enseñando con esquemas del siglo pasado.

“Las herramientas tecnológicas para poder avanzar están disponibles, pero somos nosotros los humanos, inclusive los líderes, profesores del siglo pasado. Tenemos que confrontarnos a esta complejidad, a estos nuevos estudiantes, a estas habilidades y este alineamiento que nos está costando mucho trabajo”, dijo Salvador Alva.

Parte del problema de la adopción de innovación en la enseñanza, comentó el presidente del Tec de Monterrey, es pensar que la educación debe seguir siendo tan rígida como un martillo.

“Casi todas las instituciones siguen pensando en que son académicas y de lo que hoy escuchamos es que hay que formar para la vida, hay que darles habilidades para que aprendan. Pero el mindset generalmente de los profesores está en transmitir conocimiento, seguimos viendo todavía universidades y escuelas con el tradicional arreglo donde el profesor está al frente transmitiendo y hablando”, expuso Alva.

Desde la perspectiva de Salvador Alva, la evolución de la educación en México ha sido “marginal” y en el afán de ampliar la cobertura, se ha privilegiado “llenar de información a los estudiantes”, en lugar de desarrollar la creatividad, innovación y florecimiento humano, competencias para la vida.

En este contexto, el Congreso Internacional de Innovación Educativa (CIIE) del Tec de Monterrey pondrá en la mesa el aprovechamiento de la tecnología en los procesos de enseñanza y el aprendizaje para toda la vida.

José Escamilla, presidente del Comité del CIIE, indicó que la automatización está provocando que los robots cambien la composición laboral, un panorama que obliga a los trabajadores y estudiantes a ser más humanos. Por ello, la urgencia de discutir un cambio en los procesos de formación del talento del futuro.

kg