Con la inclusión al mundo laboral de la generación Millennial, se ha potencializado la implementación de cambios en las prácticas laborales. Las personas de la generación Millennial, que nacieron entre principios de los 80 y finales de los 90, actualmente tienen una edad comprendida entre 18 y 39 años de edad, y hoy tienen una mayor participación en el mercado laboral. Destacan por sus habilidades tecnológicas y se caracterizan por priorizar el desarrollo de su carrera, su tiempo libre y el proceso de aprendizaje para llegar a ser buenos profesionales.

En la actualidad, los Millennials se están enfrentando a un mercado laboral que continúa transformándose, debido a los constantes avances tecnológicos, que han conllevado la creación de nuevos modelos de negocios y, con ello, el desarrollo de nuevas herramientas. Sin embargo, en la misma medida de esta transformación de la dinámica laboral, los Millennials han atravesado —en contraste con las generaciones anteriores— momentos de crisis laboral; en la encuesta realizada por Deloitte Global Millennials 2019: Generation Disrupted, se detectó que en la recesión laboral vivida a finales de los años 2000, los Millennials, nacidos entre 1983 y 1994, se adentraron en el mercado laboral en plena explosión de la crisis financiera, lo que hizo que la vivienda cayera, complicando la situación para los Millennials de adquirir un inmueble .

Aunque esta generación se caracteriza por crecer en un entorno en donde la tecnología digital es parte del día a día, y cuentan con una gran capacidad para adaptarse al cambio, el impacto de este periodo fue más allá de la economía, moldeando su comportamiento laboral, lo que potencializó la innovación y el crecimiento de algunas empresas, pues que esta generación continúe atravesando por situaciones laborales poco favorables para su condición de vida hizo que demandarán nuevas estrategias de capital humano, capacitaciones constantes, oportunidades de desarrollo y la protección del medio ambiente. 

Sin embargo, sus demandas no han sido suficientes para que más empresas desarrollen mejoras en apoyo a sus trabajadores. De acuerdo con la encuesta de Deloitte, cada vez es más probable que los Millennials renuncien al esquema de trabajo tradicional, lo que ha ocasionado que esta generación desarrolle otras alternativas laborales, como el gig economy (ser tu propio jefe) o freelance (personas que ejercen una profesión de modo libre).

Casi la mitad de los encuestados (basado en las opiniones de 13,416 Millennials encuestados de 42 países) ha tomado alguna de estas opciones laborales, obteniendo mayores oportunidades de ingreso salarial, más flexibilidad en tiempo, y sobre todo, un mejor equilibrio entre su vida personal y profesional. Situación que ha ocasionado el desarrollo de nuevas empresas con la posibilidad de que sus trabajadores realicen home office.

Las necesidades de la generación difieren de país a país según sus distintas condiciones sociales y nivel de desarrollo, según Deloitte. En los países más desarrollados, los jóvenes se preocupan por temas como el terrorismo, el cambio climático y la guerra, mientras que en los países en vía de desarrollo las preocupaciones cambian a temas como la seguridad, la corrupción y el desempleo. Es bajo estas diferencias en donde surge la necesidad de implementar una mejora en las condiciones laborales de esta generación, para así forjar un futuro brillante para los Millennials.

La autora es Content manager en Incarnate Word, campus Ciudad de México.