Es un deber patronal la instalación de sanitarios para mujeres y hombres, lavabos limpios y seguros para el uso de la plantilla, en los edificios, los locales, las instalaciones y las áreas en los inmuebles laborales. Es lo que dice el Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo (RFSST), sin especificar un número específico de baños.

El Reglamento de Construcciones para la CDMX establece en el precepto 82, fracción II que los locales de trabajo con superficie hasta de 120m2 y con hasta 15 empleados o usuarios, deben contar por lo menos con un excusado y un lavabo o vertedero que contengan dispositivos o sistemas ahorradores de agua.

Aunque el reglamento federal no les obliga a los patrones a instalar un determinado número de baños, sí  tienen que demostrar que se cumplen con las condiciones de calidad mencionadas. Si no pueden acreditar la ejecución de las medidas de seguridad y salud previstas en el artículo 18, fracción IX del RFSST, y la autoridad competente lo detecta, podrían ser objeto de una sanción económica desde 250 a 5,000 veces la Unidad de Medida y Actualización, lo que equivale a de 20,150 a 403,000 pesos.

Si tienes una pregunta concreta en materia laboral, fiscal, jurídica o de contabilidad, escríbenos a [email protected] o contáctanos en Facebook o Twitter